Mundo

Carlos, el príncipe jubilado antes de ser rey

Actualizado el 14 de noviembre de 2013 a las 08:16 am

El heredero al trono de Inglaterra, hijo mayor de la reina Isabel II, celebra este jueves su cumpleaños número 65 en la  India

Mundo

Carlos, el príncipe jubilado antes de ser rey

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Príncipe Carlos celebra su cumpleaños 65 durante un viaje en la India. El heredero, el hijo mayor de la reina Elizabeth II, disfruta del viaje con su familia antes de volar a Sri Lanka para abrir una reunión de líderes del bloque de la Commonwealth. (AFP.)

Kochi, India

El príncipe Carlos se convirtió oficialmente en un jubilado al celebrar este jueves sus 65 años, otra fecha importante en su paciente espera para asumir la gran función a la que está destinado desde que nació.

El heredero al trono de Inglaterra, hijo mayor de la reina Isabel II, celebra su cumpleaños en India, donde se encuentra actualmente de gira con su esposa Camilla, la duquesa de Cornwall, antes de viajar a Colombo, la capital de Sri Lanka, en la noche.

Para conmemorar la ocasión, el personal que le acompaña encargó un pastel en el hotel de Kochi en el que se aloja, en el sur, con la forma de los pases para viajar gratis en bus que se le conceden a los jubilados británicos.

"Príncipe Carlos . Valida a partir del 14 de noviembre de 2013. Viajes gratuitos subvencionados por el gobierno de Su Majestad y su autoridad local", decía la inscripción en la tarta, según una foto difundida por el hotel.

El príncipe Carlos viajará este jueves a Colombo donde asistirá a una recepción en la Alta Comisión Británica de la ciudad, donde un portavoz dijo que era "probable que haya algunas canciones y tal vez incluso un pastel".

El príncipe tiene ahora derecho a cobrar una pensión semanal del Estado de 110,15 libras esterlinas (176 dólares), pero donará esta suma a una organización de beneficencia para personas mayores, en acuerdo con su papel de filántropo.

"Siento que mi deber es, antes que nada, preocuparme de la gente de este país y sus vidas, tratar de encontrar con el modo de mejorar la cosas", dijo recientemente a la revista estadounidense Time.

Carlos representará por primera vez a la reina, de 87 años, en la cumbre de la Mancomunidad Británica (Commonwealth) de Sri Lanka.

En una entrevista con el diario británico The Daily Telegraph, Camilla reveló que a su marido "le gusta que le den una tarta" y disfrutó con su cumpleaños del año pasado en Nueva Zelanda, "cuando todo el mundo lo festejó".

Las celebraciones empezaron la semana pasada cuando unos escolares de Govindpuri, una de las mayores favelas de Nueva Delhi, le ofrecieron una tarta de chocolate decorada con el número 65.

PUBLICIDAD

El príncipe y su esposa disfrutaron el miércoles de un día de descanso en su gira de nueve días por India, que les permitió una celebración privada del aniversario.

La pareja descansó en un balneario cerca de Cochin, al que la publicidad define como "un paraíso fuera del tiempo".

El complejo de cinco estrellas Kumarakom Lake Resort está especializado en Ayurveda, una terapia alternativa ancestral de la cultura védica.

El viernes el futuro rey acaparará las miradas cuando ocupe el lugar de la reina en la cumbre de jefes de la Commonwealth en Colombo.

Isabel II se ha perdido sólo una cumbre desde que ascendió al trono en 1952, por lo que la delegación en su hijo se interpreta como un signo de su voluntad de ceder más protagonismo al príncipe.

En Sri Lanka se reunirá con el presidente Mahinda Rajapakse, muy cuestionado por la comunidad internacional por los presuntos crímenes de guerra cometidos en la represión de la guerrilla de los tamiles.

No se espera que Carlos le pregunte por este tema, pero sí que lo haga el primer ministro británico David Cameron el miércoles.

Carlos sería hoy mismo la persona más vieja en acceder al trono inglés -Guillermo IV tenía 64 años cuando se convirtió en rey en 1831- y, con la reina en aparente buena salud, todavía puede pasar un tiempo.

Pero el analista de la realeza Jonathan Dimbleby sostiene que al príncipe no le importa esperar.

"Podrían pensar que será un día especialmente emotivo", escribió en el diario inglés The Guardian de este jueves.

"Después de todo, aún tiene que acceder a su herencia real y a su razón de ser constitucional. Pero estarían equivocados".

"Siempre supo que sería el rey, 'este año, el año que viene, algún día...'", escribió, citando una canción.

  • Comparta este artículo
Mundo

Carlos, el príncipe jubilado antes de ser rey

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota