Mundo

Informe del Departamento penitenciario EUA

Vena de preso colapsó en su ejecución, en Oklahoma

Actualizado el 03 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Obama solicitó un informe amplio sobre la pena de muerte debido al problema

ONU acusó que procedimiento violó los derechos humanos por ser cruel

Mundo

Vena de preso colapsó en su ejecución, en Oklahoma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Oklahoma, EE. UU.AP y EFE. Algunas de las drogas utilizadas en un intento de ejecución fallido en Oklahoma días atrás no entraron al organismo del reo porque la vena en el cual se trataba de inyectarlas colapsó y pasaron 21 minutos antes de que se advirtiera el problema, reveló el jefe del Departamento Penitenciario estatal ayer.

En la ejecución del martes pasado, los médicos trataron durante casi una hora de hallar una vena en los brazos, las piernas y el cuello, hasta que finalmente insertaron la aguja intravenosa en la ingle, según escribió el director Robert Patton en una carta al gobernador, acerca del último día de vida de Clayton Lockett .

Cuando el médico alzó la sábana que cubría al reo y advirtió que la aguja había salido de la vena, se habían administrado todas las drogas y no había otra vena adecuada, según el informe.

El director del Departamento Penitenciario, Robert Patton, habló ayer  con la prensa acerca de la ejecución de Clayton Lockett, en Tulsa, Oklahoma. Lockett murió 43 minutos después de su ejecución el martes.   | AP.
ampliar
El director del Departamento Penitenciario, Robert Patton, habló ayer con la prensa acerca de la ejecución de Clayton Lockett, en Tulsa, Oklahoma. Lockett murió 43 minutos después de su ejecución el martes. | AP.

“Las drogas habían sido absorbidas por los tejidos, se habían filtrado al exterior o ambas cosas”, escribió Patton.

“El director hizo la siguiente pregunta: ¿Se han suministrado las drogas suficientes para causar la muerte? El médico respondió: No”, dijo el director.

En ese momento, Patton detuvo la ejecución, pero Lockett fue declarado muerto de un ataque cardíaco 10 minutos después.

Legislación. Las normas en Oklahoma exigen que el personal médico suministre primeros auxilios si se concede una suspensión cuando la ejecución ya está en marcha, pero no está claro si eso sucedió.

El informe no explica lo que pasó desde el momento que Patton suspendió la ejecución a las 6:56 de la tarde hasta que Lockett fue declarado muerto a las 7:06 p.m.

El informe también dice que en su última mañana, Lockett forcejeó con los guardias que fueron a buscarlo a su celda y que éstos lo sometieron con una pistola eléctrica. En la enfermería reportaron que se descubrió que Lockett se había realizado un tajo en un brazo, pero que no requería sutura.

Madeline Cohen, abogada del reo Charles Warner, quien debía ser ejecutado dos horas después de Lockett, dijo que Oklahoma estaba revelando información sobre los sucesos en forma caótica.

“Mientras el Departamento Penitenciario de Oklahoma da información con cuentagotas sobre la ejecución fallida de Clayton Lockett, revelan que el señor Lockett fue muerto utilizando un método invasivo y doloroso, una inyección intravenosa en la ingle”, dijo Cohen en un comunicado.

PUBLICIDAD

“La inyección en la ingle es un procedimiento frecuente en casos de traumatismos y personas experimentadas pueden realizarlo con facilidad, pero la inyección en la vena femoral presenta dificultades porque no es tan visible como las venas del brazo y está junto a la arteria femoral”, dijo el doctor Jonathan Weisbuch.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, también reaccionó ante el acontecimiento, y le solicitó al secretario de Justicia, Eric Holder, un análisis amplio de la pena de muerte ante los problemas surgidos en dicha ejecución.

“He pedido que me den un análisis de qué medidas se han tomado, y no solo en este caso en particular, sino más ampliamente en esta área”, afirmó Obama

Acusaciones de la ONU. Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) acusó a Estados Unidos por ejecuciones torturantes.

“El sufrimiento que padeció un condenado a muerte al que se inyectó una solución letal en Oklahoma que no actuó de forma inmediata constituyó un trato cruel e inhumano, lo que el derecho internacional equipara con la tortura”, señaló ayer la ONU.

“La forma en que se dio muerte al reo Lockett implicó un trato cruel, inhumano y degradante, según las normas internacionales de derechos humanos” ,sostuvo la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

“ El de Lockett es el segundo caso de sufrimiento extremo reportado en lo que va de año y causado por el mal funcionamiento de las inyecciones letales”, dijo el portavoz de Pillay, Rupert Colville.

El primer caso fue el de Dennis McGuire, quien fue ejecutado en Ohio el pasado enero con una combinación de sustancias que luego se denunció que no fue probada previamente.

La pena capital es legal en 32 de los 50 estados de ese país, además de estar permitida a nivel federal y en el ámbito militar.

  • Comparta este artículo
Mundo

Vena de preso colapsó en su ejecución, en Oklahoma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota