Mundo

Demócrata De Blasio ayudó a movimiento nicaragüense

Pasado ‘sandinista’ complica al favorito a alcaldía neoyorquina

Actualizado el 03 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Pasado ‘sandinista’ complica al favorito a alcaldía neoyorquina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Nueva York. AFP. El pasado “sandinista” y las inclinaciones “socialdemócratas” del favorito para ganar las elecciones a alcalde de Nueva York, el demócrata Bill de Blasio, son objeto de una fuerte polémica en la ciudad considerada como el corazón del capitalismo.

La controversia fue lanzada la semana pasada con un artículo de The New York Times en la que se recordaba que De Blasio, de 52 años, fue un “joven de izquierda” admirador de la revolución lanzada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) nicaragüense que en 1979 derrocó al régimen de Anastasio Somoza.

De Blasio, por entonces de 26 años, viajó incluso a Nicaragua en 1988 para ayudar a distribuir alimentos y medicinas, en medio de la lucha del FSLN con los “contras”, financiados por el gobierno estadounidense de Ronald Reagan, según ese artículo.

Estas revelaciones sobre su cercanía con los movimientos de izquierda, sumadas a sus fuertes posicionamientos en contra de las desigualdades, dieron lugar a ataques inmediatos de su rival republicano, Joe Lhota, así como de medios identificados con la derecha.

“La estrategia de De Blasio de lucha de clases en la ciudad de Nueva York sale directamente del manual marxista. Ahora sabemos por qué”, denunció Lhota.

De Blasio ha basado su campaña presentándose como el candidato opositor a las políticas que califica de “elitistas” del actual alcalde Michael Bloomberg, un independiente de pasado republicano que dejará el cargo a fines de diciembre tras 12 años y tres mandatos.

Bill de Blasio es un duro crítico de los polémicos controles y cacheos espontáneos de la Policía de Nueva York, que afectan sobre todo a hispanos y negros, y fueron declarados “inconstitucionales” por la Justicia federal.

De Blasio lidera con gran ventaja la carrera para suceder a Bloomberg, con un 66% de intenciones de voto contra 25% de su rival. Tras las acusaciones en su contra, lejos de negar su pasado, lo ha defendido.

“Estaba involucrado en un movimiento que pensaba tenía mucho sentido”, señaló recientemente a la revista New Yorker.

  • Comparta este artículo
Mundo

Pasado ‘sandinista’ complica al favorito a alcaldía neoyorquina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota