Mundo

Hatra, Patrimonio de la Humanidad

Yihadistas arrasan ciudad milenaria en Irak

Actualizado el 08 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Yihadistas usan maquinaria pesada para destruir valiosos monumentos

Mundo

Yihadistas arrasan ciudad milenaria en Irak

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

EI destruye joyas arqueológicas de Nimrud (AFP)

Bagdad y Mosul.EFE y AFP. Usando maquinaria pesada, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) destruyó ayer la milenaria ciudad de Hatra, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, con lo cual es el tercer sitio arqueológico atacado por los radicales en el norte de Irak desde finales de febrero.

El gobernador de la zona de Hatra, donde se ubica el área arqueológica, Ali Saleh, dijo que el EI comenzó su ofensiva después del mediodía.

“Los yihadistas han arrasado con grandes buldócer monumentos arqueológicos, como el palacio, el templo y la muralla interna de Hatra” , a unos 80 kilómetros al suroeste de la ciudad de Mosul, capital de Nínive.

El Ministerio iraquí de Turismo y Antigüedades denunció que la ciudad fue saqueada y destruida, aunque no precisó la magnitud de los estragos.

También, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) confirmó la arremetida de los islamistas.

Construida entre los siglos II y III antes de Cristo, Hatra fue catalogada como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1985. De estilo helenístico y romano, esta ciudad fue cuna del Imperio parto , un punto de encuentro histórico entre Occidente y Oriente y capital del primer reino árabe, siglos después de su fundación.

El palacio real de Hatra. Se desconoce cuál fue la suerte de estemonumento histórico.
ampliar
El palacio real de Hatra. Se desconoce cuál fue la suerte de estemonumento histórico.

Para la Unesco, la destrucción de Hatra “marca un momento decisivo en la lamentable estrategia de limpieza cultural en Irak”, que lleva a cabo el EI.

Este ataque contra Hatra se produce después de que el jueves los yihadistas arrasaron la ciudad asiria de Nimrud, y después de que destruyeron el Museo de la Civilización de Mosul, todos ellos en Nínive.

El grupo Estado Islámico califica de idolatría las estatuas y los monumentos de estos sitios arqueológicos, de acuerdo con su interpretación del islam.

Ofensiva del Gobierno. Para acabar con el control de los yihadistas en una gran parte del territorio iraquí en el centro y norte del país, el Gobierno de ese país lanzó una amplia ofensiva con apoyo aéreo internacional.

Sin embargo, el EI resistía el sábado las embestidas cerca de Tikrit, una ciudad clave para intentar luego el asalto de Mosul.

Las fuerzas iraquíes seguían enfrentándose con combatientes del grupo ultrarradical sunita en la cercana ciudad de Ad Dawr, en la provincia de Saladino.

“Hay intensos combates en torno a Ad Dawr, con el apoyo aéreo del Ejército, contra la amenaza de los francotiradores y los coches bomba”, declaró mun teniente coronel del ejército.

El viernes, el gobernador de Saladino, Raad al Yuburi, afirmó que las fuerzas iraquíes habían conquistado la calle principal de Ad Dawr, donde habían ingresado en la tarde de ese mismo día.

Según el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor estadounidense, quien hizo declaraciones desde el avión que lo llevaba a Baréin e Irak, los ataques aéreos de la coalición en estos últimos meses prepararon el terreno para la ofensiva en Tikrit.

“Quiero que el primer ministro y el ministro de Defensa (iraquíes) se den cuenta de que (la ofensiva) no se ha producido por arte de magia, sino gracias a la emergencia de las milicias chiitas en el camino que conduce de Bagdad a Tikrit”, agregó.

Para el general, la derrota del EI en Tikrit no es más que una cuestión de tiempo.

“Las cifras hablan por sí solas”, señaló el general Dempsey, precisando que unos cuantos centenares de combatientes del EI se enfrentan en Tikrit contra 23.000 soldados y milicianos iraquíes.

Bagdad anunció haber movilizado a 30.000 combatientes para esta ofensiva, “la más importante” contra el EI desde junio del 2014.

Situada entre Bagdad y Mosul, Tikrit es la segunda ciudad más importante conquistada por el EI en Irak, después de Mosul, a 350 km al norte de Bagdad, y era el bastión del expresidente Sadam Husein, quien fue capturado en 2003 cerca de Ad Dawr.

Las operaciones militares para reconquistar Tikrit causaron la huida de sus hogares de unas 28.000 personas, indicó el jueves la ONU.

Para Dempsey, la verdadera prueba será la manera en que se trate a los habitantes sunitas una vez que se reconquiste Tikrit.

Si se los autoriza a recuperar sus domicilios y hay un esfuerzo de reconstrucción y de asistencia humanitaria, todo saldrá bien. Pero si se los maltrata, habrá problemas, estimó.

  • Comparta este artículo
Mundo

Yihadistas arrasan ciudad milenaria en Irak

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota