Mundo

Hallan ADN de otra persona

Más intriga en Argentina por muerte de fiscal Nisman

Actualizado el 11 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Jueza ordena cotejar muestra para determinar a quién corresponde

Mundo

Más intriga en Argentina por muerte de fiscal Nisman

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Buenos Aires.AFP. Un giro en el misterioso caso del fallecido fiscal Alberto Nisman, que acusó a Irán de un atentado antisemita y a la presidenta Cristina Fernández de encubrirlo , se produjo ayer al ser hallado ADN de otra persona en el apartamento de Buenos Aires donde murió.

El ADN se encontró en una taza de café, dijeron fuentes judiciales y confirmaron que un nuevo peritaje para comprobar si había pólvora en la mano del fiscal volvió a dar negativo.

“El perfil genético distinto al de Nisman se ignora aún a quién corresponde”, dijo la jueza Fabiana Palmaghini, según informó el Centro de Información Judicial (CIJ) del Poder Judicial.

Nisman tenía 51 años cuando apareció muerto –el 18 de enero– en circunstancias todavía no esclarecidas , en el baño de su apartamento en el lujoso sector de Puerto Madero. Tenía un disparo en la cabeza y en su mano derecha una pistola calibre 22 que le había pedido a un asistente suyo, Diego Lagomarsino.

Cuatro días antes, el fiscal había acusado a la presidenta de encubrir a exgobernantes iraníes, entre ellos al expresidente Alí Rafsanyaní, de organizar el ataque terrorista de 1994 que dejó 85 muertos y 300 heridos en el edificio de la mutual judía AMIA.

El ADN podría ser de alguien desconocido aún en la causa, a un policía, a funcionario judicial, a la madre que encontró a su hijo muerto, a Lagomarsino, que lo visitó la víspera para llevarle el arma, o incluso a algún custodio.

Hallan ADN misterioso en apartamento del fiscal Nisman (AFP)

Tras el ADN. La jueza Palmaghini dispuso “la obtención de muestra de perfil genético y su cotejo”.

La fiscala Viviana Fein ha indicado desde el principio de la investigación que el caso pudo ser un homicidio, un suicidio o un suicidio inducido.

Lagomarsino, despedido el lunes por la Fiscalía al considerar que “no trabajó” como debía a las órdenes de Nisman, es el único imputado hasta ahora en la investigación por el delito de prestar un arma a quien no tenía permiso de usarla.

La muestra de ADN fue tomada de una taza de café, que pudo haber usado Lagomarsino cuando llevó el arma a la casa de Nisman, por lo cual el colaborador podría ser citado para el cotejo del perfil genético, según el portal Infojus, del Ministerio de Justicia.

Argentinos protestaron en Buenos Aires, el 19 de enero, un día después de conocerse la muerte del fiscal Alberto Nisman. | ARCHIVO
ampliar
Argentinos protestaron en Buenos Aires, el 19 de enero, un día después de conocerse la muerte del fiscal Alberto Nisman. | ARCHIVO

El Gobierno sostiene que Lagomarsino es un agente de Antonio Jaime Stiuso, poderoso exjefe de los servicios de inteligencia destituido en diciembre tras revistar 42 años entre los espías y ser estrecho ayudante del fallecido fiscal Nisman.

El enigmático y temido Stiuso debe declarar ante la fiscal, pero todavía no se halló un sitio seguro donde hacerlo, según fuentes judiciales.

La oposición afirma que Nisman es una víctima del gobierno y este dice que es un complot para desacreditarlo, mientras que un 70% de argentinos cree que jamás será esclarecido el caso.

Un grupo de fiscales convocó para el próximo miércoles, a un mes del deceso, a una marcha de silencio a la que se sumaron los principales candidatos presidenciales de la oposición de derecha y socialdemócrata.

Las elecciones nacionales se celebran en octubre próximo y Fernández no puede constitucionalmente volver a ser candidata tras ser reelegida en el 2011.

Nisman tuvo en el 2005 el apoyo del entonces presidente, Néstor Kirchner (2003-2007), fallecido en el 2010, para acusar a los iraníes de estar implicados en el atentado en Buenos Aires.

  • Comparta este artículo
Mundo

Más intriga en Argentina por muerte de fiscal Nisman

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota