Mundo

30 horas bastaron para darle a Patricia una fuerza devastadora

Actualizado el 24 de octubre de 2015 a las 12:00 am

Mundo

30 horas bastaron para darle a Patricia una fuerza devastadora

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Washington. AP. El huracán Patricia pasó de tormenta tropical a un huracán histórico en 30 horas, como un auto deportivo impulsado por el motor de un avión. ¿Por qué?

Porque el meteoro que se desplazaba a través del océano Pacífico tuvo justo los ingredientes que se necesitaban.

Una gran cantidad de agua tibia proporcionó la energía que los meteorólogos llaman intensificación explosiva. El aire estaba más húmedo de lo normal, lo que agregó más combustible.

Y, al mismo tiempo, los vientos cruzados en las capas superiores de la atmósfera que evitan que un huracán se fortalezca no se presentaron durante gran parte del jueves, de acuerdo con los expertos.

“Quedé realmente atónito”, dijo Kerry Emanuel, profesor de Meteorología del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) . “Estaba sobre la parte más sustanciosa del Pacífico oriental”.

Influencia de El Niño. Las huellas del fenómeno El Niño resultan evidentes, coinciden los meteorólogos. Y si bien se ajusta perfectamente a las teorías de los científicos climáticos de cómo sería un planeta más caliente, estos dicen que aún no puede culparse al calentamiento global.

Huracán  Patricia,  al principio de la tarde   del viernes. | AP
ampliar
Huracán Patricia, al principio de la tarde del viernes. | AP

Para las 10 p. m. del miércoles, Patricia era una tormenta tropical frente a las costas de México, con vientos de 105 kilómetros por hora que los meteorólogos esperaban que se intensificaran rápidamente. De hecho, un pronóstico arrojó 97% de probabilidades de que se fortaleciera rápido.

Sin embargo, incrementó su fuerza tan velozmente que muchos se mostraron sorprendidos, manifestó Robert Rogers, de la División de Investigación de Huracanes de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés).

Cuando eran las 4 de la mañana del viernes, los vientos de Patricia registraban todo un récord para huracanes: 322 kilómetros por hora.

“Increíble. Uno no ve muchas cosas como esta”, declaró el excazador de huracanes y meteorólogo Jeff Masters, director de Meteorología para Weather Underground. “De hecho, en el hemisferio occidental nunca habíamos visto algo parecido”.

En el hemisferio oriental, las mediciones satelitales calcularon al tifón Nancy en 346 kilómetros por hora (km/h) en 1961 y al tifón Violet en 330 km/h en el mismo año, pero las mediciones satelitales de entonces no eran tan precisas, subrayó Masters.

PUBLICIDAD

Cabe señalar que huracanes, tifones y ciclones son el mismo fenómeno meteorológico con nombres diferentes.

El supertifón Haiyan , que en el 2013 devastó el archipiélago de las Filipinas –en Asia–, fue medido por los satélites con una velocidad de vientos de 314 kilómetros por hora.

  • Comparta este artículo
Mundo

30 horas bastaron para darle a Patricia una fuerza devastadora

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota