Mundo

En Venezuela se paga caro pensar diferente

Actualizado el 15 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Mundo

En Venezuela se paga caro pensar diferente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Detenciones sin un delito de por medio, procesos judiciales irregulares, falta de pruebas, torturas y tratos crueles en prisión.

Estos son algunos ejemplos de las violaciones a los derechos humanos que padecen, en la actualidad, decenas de presos políticos en Venezuela.

Durante las protestas violentas que se suscitaron el año pasado en el país suramericano, fueron detenidas cerca de 3.300 personas por motivos políticos.

De acuerdo con el organismo no gubernamental Foro Penal Venezolano hoy en día quedan aún 60 retenidas en cárceles a la espera de una sentencia.

“Se han registrado denuncias muy graves de agresiones físicas, verbales y psicológicas cometidas por funcionarios públicos contra las personas. Incluso, amenazas de muerte y de traslado a sitios penales de alta peligrosidad”, afirmó Nizar El Fakih, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica de Venezuela.

Ante esta situación, muchas veces, los presos políticos recurren a medidas de presión extremas como huelga de hambre o, incluso, intentan suicidarse.

Tal es el caso del abogado y activista Marcelo Crovato, quien fue detenido en el 2014 cuando salió en defensa de unas personas que se estaban manifestando.

A finales del año pasado, dos compañeros de celda encontraron a Crovato a punto de quitarse la vida y se lo impidieron.

Una  opositora al gobierno de Maduro participó  en una marcha en Caracas para celebrar el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo.   | AFP
ampliar
Una opositora al gobierno de Maduro participó en una marcha en Caracas para celebrar el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. | AFP

Después de esto, el abogado obtuvo la libertad condicional y se le concedió casa por cárcel.

Otro incidente es el del opositor Rodolfo González , señalado por el presidente Nicolás Maduro, de ser uno de los organizadores de las protestas antigubernamentales; fue hallado muerto el viernes en una prisión del servicio de inteligencia (Sebin).

“Estos no son hechos aislados, son hechos producto de una situación de absoluta injusticia”, considera El Fakih.

Temor. De igual manera, el experto señaló que muchos ciudadanos y políticos tienen miedo de protestar en las calles ante la posibilidad de ser detenidos.

“El venezolano siente que sus derechos están severamente limitados; sus derechos humanos no se pueden ejercer sin consecuencias negativas y eso evidentemente nos habla de un país en el que es un riesgo expresar las ideas”, agregó.

El 19 de febrero el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma , fue aprehendido por promover un presunto golpe de Estado.

PUBLICIDAD

Ledezma, es el segundo de los tres principales líderes radicales en prisión . También a mediados del mes pasado cumplió un año preso Leopoldo López, mientras que se investiga, pero en libertad, a la destituida diputada María Corina Machado.

  • Comparta este artículo
Mundo

En Venezuela se paga caro pensar diferente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota