Mundo

Desafío a plan de Maduro para reescribir la Constitución

Opositores en Venezuela votan masivamente en referendo sobre Constituyente

Actualizado el 16 de julio de 2017 a las 10:39 am

Mundo

Opositores en Venezuela votan masivamente en referendo sobre Constituyente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Caracas

Miles de opositores votaban el domingo en una consulta simbólica a la que convocó la alianza opositora para retar al gobierno y boicotear el plan del presidente Nicolás Maduro de reescribir la Constitución por medio de una Asamblea Constituyente que será elegida el 30 de julio.

Aunque la jornada se había desarrollado en calma, un incidente rompió la normalidad:  una mujer falleció y otras tres personas resultaron heridas de gravedad en un tiroteo que se registró en el oeste de la capital, cuando hombres armados dispararon en un centro de votación opositor.

En coincidencia con la consulta opositora, el Consejo Nacional Electoral -que controla el oficialismo- y el gobierno convocaron un simulacro de votación de los miembros de la Asamblea Constituyente.

Al grito de "viva Venezuela", miles de personas -algunas portando banderas y gorras tricolores-  se aglomeraron al amanecer en iglesias, centros deportivos, plazas y calles de la capital, que fueron habilitadas como centros electorales para la votación, que se inició a las 7 a. m.  y se extenderá durante al menos ocho horas.

Para la consulta, la coalición opositora habilitó en la capital y los restantes 23 estados unos 2.000 centros de votación, denominados "puntos soberanos".

La oposición pronosticó  una asistencia masiva de electores para su consulta y es por ello que imprimieron unas 14 millones de boletas de votación.

La consulta se centra  en tres preguntas: sí rechazan o no la Asamblea Constituyente; sí aprueban o no la renovación de los poderes público y la conformación de un gobierno de unión nacional para restituir la Constitución  y si demandarán o no a la fuerza armada y a los funcionarios obedecer y defender la Carta Magna y respaldar las acciones del Asamblea Nacional.

Con esta votación simbólica, la alianza de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) busca boicotear y consolidar en cifras el rechazo contra el proceso constituyente, que según algunas de las principales encuestadoras locales es objetado por cerca del 85% de la población.

La oposición acusa a Maduro de promover la reforma de la Ley Fundamental para perpetuarse en el poder, a pesar de un creciente descontento popular alentado por la crisis económica que golpea al país suramericano, y consolidar un esquema de control político y económico similar al modelo cubano.

"Yo sé que estamos en el camino correcto" , dijo la víspera el mandatario venezolano al defender su iniciativa constituyente que asegura que es el único camino que tiene Venezuela para lograr la paz y el diálogo.

Tras participar en el simulacro de votación en un centro del oeste de la capital, la primera dama y candidata a constituyente, Cilia Flores, afirmó que la asistencia ha sido "impresionante" y sostuvo que el oficialismo utilizará este evento para verificar la maquinaria. Rodeada de decenas de seguidores del gobierno, Flores manifestó  que la elección del 30 de julio de los miembros de la Asamblea Constituyente será una "gran victoria de la paz, la victoria perfecta".

El consultor político venezolano Edgar Gutiérrez afirmó que existe gran expectativa sobre el evento opositor y una eventual participación masiva, que podría superar los 7,7 millones de votantes que logró la oposición en los comicios legislativos de diciembre dle 2015 que le dieron el control de la Asamblea Nacional.

(Video) Venezolanos votan en referendo sobre Constituyente (AFP)

Gutiérrez declaró  a The Associated Press que de darse una votación masiva eso podría generar un fuerte impacto en el país y llevar algunos sectores aliados al gobierno como la fuerza armada "repensar sus apoyos".

Consulta popular. "Esta jornada marcará un antes y un después. Estamos haciendo historia. Vamos a demostrar al mundo entero y a quienes tienen el poder que el pueblo es el dueño de su destino", puntualizó  Julio Borges, jefe del Parlamento de mayoría opositora.

La oposición acusa a Maduro de llevar al país a la bancarrota y a una "dictadura" que busca consolidarse y perpetuarse con la Constituyente, mientras que el presidente dice que sus adversarios promueven la violencia para derrocarlo con ayuda de Estados Unidos.

LEA: ONU insta a Venezuela a respetar la consulta popular opositora

"Hoy estamos eligiendo entre la guarimba (protesta violenta) y la paz", aseguró Héctor Rodríguez, jefe de la bancada parlamentaria oficialista, durante el simulacro.

Respaldado por los poderes Electoral, Judicial y militar, Maduro da por hecho que tendrá de su lado a partir de agosto una Constituyente que regirá al país como un "suprapoder" por tiempo indefinido, con facultad hasta para anular al Parlamento.

Su proyecto causó una fractura del chavismo, encabezada por la fiscal general, Luisa Ortega, quien no acudió al plebiscito aunque sí su esposo y diputado chavista Germán Ferrer y otros disidentes.

Apoyo internacional. La consulta de la oposición la apoyan  parte de la sociedad civil, la Iglesia católica, Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA), Estados Unidos y varios gobiernos de América Latina y Europa.

Buscando darle credibilidad, la oposición nombró garantes a cinco rectores de universidades y cuenta como observadores con los expresidentes Vicente Fox (México), Andrés Pastrana (Colombia), Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica) y Jorge Quiroga (Bolivia).

LEA: Cinco expresidentes latinoamericanos llegan a Venezuela para observar referendo opositor

"Maduro tiene que entender que ya nadie le quiere", aseguró Fox. Pastrana dijo esperar que el presidente "entienda el mensaje: los venezolanos no quieren Constituyente".

El gobierno ve el plebiscito como una "consulta interna" de la MUD o un acto más de protesta, y cuestiona que la MUD vaya a quemar los cuadernos electorales argumentando que busca evitar represalias contra los votantes.Suavizando el tono, Maduro llamó a una jornada "en paz": "Es un show internacional (...) háganlo, pero en paz. Sólo pido respeto, pacíficamente, sin ningún incidente", dijo el sábado.

El analista Luis Vicente León opinó que el éxito de la oposición dependerá de que los millones que voten en el plebiscito se movilicen en una "lucha pacífica" para sacar a Maduro del poder.

Definido como un "acto de rebeldía", la oposición afirma que tras el plebiscito se activará el lunes la "hora cero", la fase decisiva de las protestas, sin descartar una huelga general.

Nota del editor: información actualizada a las 3 p. m.

  • Comparta este artículo
Mundo

Opositores en Venezuela votan masivamente en referendo sobre Constituyente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota