Mundo

Considera Humberto de la Calle, jefe negociados de la paz

Acuerdo entre Colombia y las FARC representa una nueva apertura democrática en ese país

Actualizado el 06 de noviembre de 2013 a las 12:29 pm

Partes lograron convenio sobre participación política que fija las pautas para que los guerrilleros se incorporen al sistema político colombiano una vez que firmen la paz y abandonen las armas

Mundo

Acuerdo entre Colombia y las FARC representa una nueva apertura democrática en ese país

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Habana (AFP).

El nuevo acuerdo alcanzado este miércoles entre las FARC y el gobierno de Colombia constituye una nueva apertura democrática.

Así lo calificó el jefe negociador de la paz del gobierno colombiano, Humberto de la Calle.

"Esta nueva apertura democrática abrirá el camino para arraigar definitivamente la paz, luego de la terminación del conflicto armado de medio siglo", manifestó el representante a la prensa.

El gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) lograron hoy un demorado y crucial acuerdo sobre participación política, el segundo de los cinco puntos de la agenda de las negociaciones de paz que adelantan en La Habana, Cuba, desde noviembre del 2012.

"Lo que hicimos puede ponernos de acuerdo en torno a un mecanismo legítimo con participación de las organizaciones políticas nacionales, para que en ese espacio se le dé vida al estatuto de la oposición", expresó de la Calle.

Humberto de la Calle (centro), jefe de la delegación colombiana a las conversaciones de paz con las FARC, durante su llegada, el lunes, al Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba.
ampliar
Humberto de la Calle (centro), jefe de la delegación colombiana a las conversaciones de paz con las FARC, durante su llegada, el lunes, al Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba. (AFP.)

"Para ponerlo en términos coloquiales: es una carambola a tres bandas", explicó apelando al lenguaje del juego de billar para ilustrar el alcance del acuerdo alcanzado con las FARC.

La "primera (carambola) acaba de ocurrir, gobierno y guerrilla pactan un mecanismo para la elaboración de un estatuto de la oposición; segunda, se convoca a los partidos políticos y se escucha a las organizaciones sociales para concretar el contenido de este estatuto; y tercera, el gobierno, subrayo, el gobierno, dentro del marco del fin del conflicto, promueve la expedición de la normativa pertinente", enfatizó.

El jefe negociador advirtió que lo convenido se aplicará solo si se pacta un acuerdo del fin del conflicto, que incluya la dejación de las armas, la desmovilización y la reincorporación a la vida civil del grupo guerrillero.

Agregó que no se incluyó en este punto una posible cuota de representación para las FARC en el congreso colombiano al margen de los comicios, sino que ese asunto se resolverá cuando las partes traten el tema del abandono de las armas.

El punto de participación política culminado el miércoles fija las pautas para que los guerrilleros se incorporen al sistema político colombiano una vez que firmen la paz y abandonen las armas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Acuerdo entre Colombia y las FARC representa una nueva apertura democrática en ese país

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota