Mundo

Ángela Merkel: la mujer más poderosa del mundo

Actualizado el 22 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Ángela Merkel: la mujer más poderosa del mundo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Berlín. AFP. Considerada como “la mujer más poderosa del mundo” por la revista Forbes , la jefa del gobierno alemán Angela Merkel conquistará, según todas las previsiones, su tercer mandato en las elecciones legislativas de hoy.

A sus 59 años, la canciller alemana –hija de un pastor protestante, casada dos veces y sin hijos–, es muy popular en su país y una de las líderes más respetadas en el mundo, pero también una de las más criticadas.

Nacida y formada en la ex-RDA, la líder conservadora es llamada a veces “la canciller de hierro”, por su férrea defensa de las políticas de austeridad. Pero los alemanes la apodan también “Mutti” (“Mamá”), porque les inspira una gran seguridad, en medio de la turbulencia europea.

Después de ocho años al timón de la primera economía de Europa, y tres liderando la búsqueda de una salida a la crisis en la eurozona, Merkel se muestra preparada a dirigir su país en otro mandato, sin que su imagen parezca sufrir por el desgaste del poder y las embestidas de la crisis económica mundial.

Pero en el extranjero, su figura irrita, provoca cólera e incluso indignación. Manifestantes irritados han protestado en las calles de Atenas, Lisboa y Madrid, tras responsabilizarla por los recortes de presupuesto que, afirman, están ahogando las economías de sus países y llevando la tasa de desempleo a niveles casi nunca vistos.

Los griegos la detestan, y la acusan de querer poner de rodillas a Grecia, para mejor explotarla.

“¡Merkel , fuera!”, han gritado en marchas y protestas millares de manifestantes en esas capitales. Algunos incluso llevan carteles con caricaturas de Merkel , a la que pintan con un bigote estilo Hitler y vestida con uniforme nazi.

Durante esta campaña electoral, a la que muchos le han reprochado carecer de sustancia, observadores señalan que Merkel ha hecho que la próspera Alemania experimente un sentimiento de falsa seguridad, 23 años después de la histórica reunificación.

Ángela Merkel    cuenta con un 60% de opiniones favorables, algo que no tiene precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.   | AFP.
ampliar
Ángela Merkel cuenta con un 60% de opiniones favorables, algo que no tiene precedentes desde la Segunda Guerra Mundial. | AFP.

“ Merkel encarna a la perfección las sensibilidades de los alemanes en estos comienzos del siglo 21”, afirma el responsable del influyente semanario Die Zeit, Josef Joffe.

La canciller “es perfectamente predecible, en su flexibilidad. Y al electorado, que detesta el riesgo, le encanta eso”, escribió Joffe.

PUBLICIDAD

De niña, Angela Dorotea Kasner –la primera mujer que dirige Alemania y la primera desde Margaret Thatcher que dirige un gran país europeo– soñaba con convertirse en una patinadora artística.Ahora, ocho años tras su ascensión al poder gracias a una alianza entre sus conservadores de la Unión democrática cristiana (CDU) y los socialdemócrata, Merkel cuenta con un 60% de opiniones favorables, algo que no tiene precedentes desde la Segunda guerra mundial.“Ella se ha convertido en una especie de madre de la nación”, estimó el politólogo Oskar Niedermayer. “Ella encarna al común de los mortales [...] y eso le gusta a la gente”, agrega, comentando la imagen de la mujer que se ha convertido en la líder conservadora de su generación.Amante de la ópera, del vino tinto francés y de las caminatas en las montañas italianas, Merkel , que hace ella misma sus compras en un supermercado barato, proclama que su modelo es la ama de casa alemana, símbolo de la austeridad y el auto control.Y su esposo, el profesor de química Joachim Sauer, con quien Merkel se casó en 1998, es tan tímido que no asistió a la ceremonia de toma de poder de la canciller, en 2005.

  • Comparta este artículo
Mundo

Ángela Merkel: la mujer más poderosa del mundo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota