Mundo

Roma se prepara para la canonización de de Juan XXIII y de Juan Pablo II

Actualizado el 26 de abril de 2014 a las 08:59 am

Se trata de la primera misa en la historia de la Iglesia que celebran dos pontífices juntos, durante la cual el papa emérito se colocará a la izquierda del altar, explicaron fuentes religiosas

Mundo

Roma se prepara para la canonización de de Juan XXIII y de Juan Pablo II

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La capital italiana se prepara a vivir una jornada histórica este domingo, cuando el papa emérito Benedicto XVI y el papa Francisco concelebren la misa de canonización de Juan XXIII y de Juan Pablo II en el Vaticano.

La presencia de dos papas santos y dos papas vivos suscita muchas expectativas entre los miles de peregrinos que han invadido Roma, ya que se convertirá en el "día de los cuatro papas", un momento inédito para la milenaria institución.

Se trata de la primera misa en la historia de la Iglesia que celebran dos pontífices juntos, durante la cual el papa emérito se colocará a la izquierda del altar, explicaron fuentes religiosas.

"En San Pedro contaremos con la presencia de dos papas vivos y dos papas santos", comentó uno de los responsables de la logística vaticana.

La ceremonia será simplificada y contará con las reliquias de los dos nuevos santos, una ampolla de sangre de Juan Pablo II y un pedazo de piel de Juan XXIII extraída durante su exhumación en el año 2000.

Cientos de miles de personas --probablemente un millón--, incluidos jefes de gobierno y de Estado, asistirán a la ceremonia solemne.

El casco histórico de Roma ha sido asaltado literalmente  por una marea de peregrinos y turistas llegados para asistir a un evento único con la presencia, además, de 150 cardenales, mil obispos y 6.000 sacerdotes del mundo entero.

Este sábado también entronizaron a La Negrita en el Vaticano
ampliar
Este sábado también entronizaron a La Negrita en el Vaticano

Asistirán también representantes de todas las religiones, entre ellos una importante delegación judía, para rendir homenaje a dos papas muy diferentes, pero que lucharon contra los prejuicios hacia los hebreos.

Ambiente. La emoción que hay entre los católicos por la canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II se retrata en las largas filas que en la plaza de San Pedro, en el Vaticano y que en los que desde ya acampan para no perderse ni un detalle de la celebración religiosa.

El flujo de personas alrededor de la Avenida de la Conciliación, de donde se accede a la inmensa plaza de San Pedro, muchas con cubiertas y alfombrillas, es incesante.

A las 9 a.m de este sábado ya era difícil abrirse paso en la plaza de San Pedro porque las vías estaban llenas de peregrinos de todo el mundo. Ellos andan consigo las banderas de sus países y se agrupan como si fueran tribus.

PUBLICIDAD

Banderas de Polonia, de Argentina, de Brasil, circulan entre la muchedumbre, mientras dos tapices gigantes con las imágenes de los futuros santos han sido ya colgados en la fachada de la basílica de San Pedro.

Tener un buen campo para la actividad de este domingo preocupa a los ticos. Por eso, algunos prefirieron traer su tienda para acampar durante toda esta noche, como lo harán los feligreses que asistan este sábado al Estadio Nacional, la catedral metropolitana y templos de Cartago, en Costa Rica.

“No se puede explicar el sentimiento de felicidad creo que todos los ticos sienten mucha alegría No sé a que hora vamos a llegar a la plaza de San Pedro, esperemos en Dios que podamos ver algo”, expresó Isabel Villegas de San Antonio de Belén.

En la plaza, se escuchan aplausos, cánticos y hay quienes se mantienen en oración.

Grupos de seminaristas corren entonando "Aleluya", otros tocan la guitarra, otros cargan una enorme cruz entre la muchedumbre diciendo: "Perdón, perdón, queremos rezar".

Los dos pontífices marcaron la historia del siglo XX a su modo: uno humilde y cercano a la gente, otro carismático y capaz de seducir a las multitudes

Monjas con sus hábitos largos pasean, comiendo conos de helado; y filas de jóvenes boys scouts, con sus uniformes y pantalones cortos, se dirigen hacia las iglesias del casco histórico abiertas para la gran ocasión.

Las calles cortadas, las presas alrededor del centro han obligado a las autoridades de la capital a preparar un dispositivo especial con 5.000 agentes encargados entre otras de dirigir el tráfico de peatones, muchos de ellos con pañuelos amarillos y blancos, los colores del Vaticano.

Quince iglesias del centro permanecerán abiertas toda la noche del sábado para una "noche blanca" de oración en todos los idiomas.

En la plaza abunda el número de cámaras y periodistas que registrarán los hechos más importantes de la canonización de los dos futuros santos, que presidirá el papa Francisco.

En el centro de prensa en el Vaticano, se escucha el golpeteo contra los teclados de las computadoras para llevar reportes de este evento religioso a todo el mundo.

Según las autoridades de la capital, 1.700 buses, 58 vuelos charter y cinco trenes especiales han llegado de Polonia, repletos de devotos que conocieron al papa-santo polaco.

PUBLICIDAD

"La santidad no quiere decir perfección", advirtió el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi, como respuesta a las críticas y dudas que ha generado la decisión de canonizar a Juan Pablo II tan solo nueve años después de su muerte, convirtiéndose en la santificación más rápida de la historia de la Iglesia.

Pero los cuestionamientos no apagan la fiesta, que está en su punto máximo, a la espera que sean las 10 a.m., hora de Roma (2 a.m.) hora de Costa Rica para aplaudir a los dos papas que suben al altar de la santidad de la Iglesia católica.

Usted podrá seguir en vivo la transmisión de esta celebración católica a través del especial www.nacion.com

NOTA: esta noticia se actualizó posteriormente a su primera publicación

  • Comparta este artículo
Mundo

Roma se prepara para la canonización de de Juan XXIII y de Juan Pablo II

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota