Mundo

Comicios legislativos este domingo

Ascenso de ultraderecha marca el cierre de la campaña electoral en Alemania

Actualizado el 23 de septiembre de 2017 a las 07:49 pm

Alternativa para Alemania (AfD) podría entrar en el Parlamento federal

Mundo

Ascenso de ultraderecha marca el cierre de la campaña electoral en Alemania

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La canciller Ángela Merkel visitó este sábado 23 de setiembre del 2017 una feria agrícola en la localidad de Lauterbach, en la isla báltica de Ruegen, noreste de Alemania. (AFP)

Berlín

La canciller alemana, Angela Merkel, favorita para las elecciones, y su rival socialdemócrata, Martin Schulz, celebraron este sábado en sus respectivos feudos los últimos actos de una campaña marcada por el ascenso de la derecha nacionalista.

En vísperas de las elecciones, la canciller de 63 años visitó el sábado por la mañana el cuartel general de su campaña, en Berlín. "¡Ganémonos el pan! ¡cada voto cuenta!", apremió la jefa de Gobierno, quien espera conseguir un cuarto mandato tras 12 años en el poder.

Por la tarde, viajó a su circunscripción, la región de Mecklemburgo-Pomerania occidental, en territorio de la extinta Alemania Oriental.

Merkel no eligió la opción más fácil ya que dentro de su itinerario está la localidad de Greifswald, donde su partido perdió en las elecciones regionales del año pasado contra la formación de derecha nacionalista Alternativa para Alemania (AfD).

Martin Schulz, líder del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), y la vicepresidenta de la Cámara Baja del Parlamento federal, Ulla Schmidt (izquierda) sostienen un regalo mientras la esposa Schulz, Inge, los observa durante un mitin electoral -este sábado 23 de setiember del 2017- en la ciudad de Aachen. (AFP)

La dirigente de la Unión  Demócrata Cristiana (CDU) se ha convertido en las últimas semanas en el objetivo de pequeños grupos afines a la derecha populista que la han abucheado en cada uno de sus mitines, acusándola de "traición" por abrir las fronteras en el 2015 a cientos de miles de demandantes de asilo, en su mayoría musulmanes.

En la recta final, la AfD ha ido sumando intenciones de voto y actualmente alcanzaría entre el 11 y el 13%. Por detrás quedaría la izquierda radical (Die Linke) con entre 9,5 y 11% de las preferencias.

El partido nacionalista, fundado en el 2013, ha radicalizado su campaña, centrando sus ataques contra los migrantes, los musulmanes y el arrepentimiento por los crímenes nazis.

Un éxito electoral de la AfD empeñaría la esperada victoria de la CDU y sus aliados bávaros (CSU) que, según las últimas encuestas, podrían obtener entre el 34 y el 36% de los votos, muy por delante del Partido Socialdemócrata (SPD), que lograría entre el 21 y el 22%.

El vicepresidente del Comité Internacional Auschwitz, Christoph Heubner, teme que el auge de la AfD, un "conglomerado de antisemitas, enemigos de la democracia y predicadores del odio nacionalista", sirva de revulsivo para "los populistas y extremistas de derechas de toda Europa".

Para el diario Süddeutsche Zeitung, la llegada de AfD a la Cámara Baja, marcaría la primera vez que un partido de este corte entra en el Parlamento desde 1945. "Los racistas (...) van a llegar al Parlamento. La seriedad de esta situación fue comprendida demasiado tarde", destacó el periódico.

Grupos que adversan al partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) expresaron su rechazo este sábado 23 de setiembre del 2017 en Berlín. (AP)

Socialdemocracia batalla. Schulz acudió, por su parte, este sábado por la tarde a un último mitin electoral en Aquisgrán (oeste), cerca de su ciudad natal.

"Esto da aliento para los últimos metros", declaró ante miles de personas, celebrando una "campaña electoral grande y maravillosa".

Con un tercio de indecisos y la sostenida erosión de los votantes en las últimas encuestas, el antiguo presidente del Parlamento Europeo de 61 años todavía no se rinde.

El viernes, durante un mitin en Berlín, acusó a Merkel de ser la candidata del inmovilismo. "Los próximos cuatro años no pueden ser cuatro años de inercia y letargia", recalcó, mientras denunciaba la "política somnífera" de la canciller.

Pero Schulz tiene difícil movilizar al electorado con sus críticas a Merkel, ya que su partido gobierna con la CDU desde el 2013. Y su decisión de centrar la campaña en la justicia social tampoco parece dar frutos en un país que crece y donde el desempleo está en su nivel más bajo desde la reunificación.

(Video) Cierre de campaña de cara a legislativas en Alemania (AFP)

Aunque Merkel parece encaminarse hacia un cuarto mandato, para ella lo más difícil podría empezar después de los comicios, a la hora de formar un gobierno.

La canciller saliente ya anunció que no va a aliarse con formaciones del extremo del espectro. La opción más simple, en teoría, sería repetir una gran coalición con los socialdemócratas, pero el SPD, que atraviesa una crisis de identidad, podría preferir buscar un nuevo impulso en la oposición.

Otra posibilidad para la gobernante  consiste en formar una alianza con el partido liberal FDP, que podría regresar al Bundestag (Cámara Baja) tras haber salido del Parlamento en el 2013, y con los Verdes.

Sin embargo, las divergencias entre ecologistas y liberales sobre el futuro del diésel o la inmigración serán difícilmente solubles en caso de que se optara por esta vía.

  • Comparta este artículo
Mundo

Ascenso de ultraderecha marca el cierre de la campaña electoral en Alemania

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota