Mundo

Interceptación de millones de llamadas y correos electrónicos

EE. UU. se mete en embrollo por espionaje a Francia y México

Actualizado el 22 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Irritación en París por conducta de un país ‘aliado’, al cual pide explicaciones

El expresidente mexicano Felipe Calderón lo ve como un agravio a su patria

Mundo

EE. UU. se mete en embrollo por espionaje a Francia y México

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

México y Francia condenan espionaje (AFP)

París, Washington y México. AFP, AP y EFE. Francia, “profundamente escandalizada” por la conducta de un “país aliado” que violentó comunicaciones privadas, y México, que condenó enérgicamente esa práctica, demandaron ayer explicaciones al Gobierno de Estados Unidos por el espionaje millones de llamadas telefónicas y correos electrónicos.

En conversación por teléfono con su homólogo estadounidense, Barack Obama, el presidente francés, François Hollande, pidió que Washington dé “todas las explicaciones”.

Por su parte, el exmandatario mexicano Felipe Calderón, quien presuntamente fue víctima de espionaje por parte de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) , mientras ejercía el poder, consideró que tal práctica constituye “un agravio” para las instituciones de México y pidió a la cancillería de su país transmitir una protesta al Gobierno de Washington.

México condenó el domingo esa interceptación pues viola la privacidad de las comunicaciones y es “inaceptable, ilegítima y contraria al Derecho mexicano y al Derecho Internacional”.

El nuevo escándalo reventó después de que el diario francésLe Monde publicó ayer que la NSA efectuó 70,3 millones de grabaciones de datos telefónicos de los franceses, entre diciembre del 2012 y enero anterior.

Mientras, el semanario alemánDer Spiegel dio conocer el domingo que aquella agencia intervino el correo electrónico de Calderón.

Las revelaciones sobre las actividades de la NSA en Estados Unidos y fuera podrían dar mucho más qué hablar pues el periodista que ha estado detrás de los despachos sobre el programa mundial de espionaje electrónico prometió sacar a la luz más hechos, incluso detalles sobre la vigilancia del Gobierno estadounidense a sus propios ciudadanos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, habla con Luxemburgo sobre el espionaje de la NSA en Francia. |  EFE
ampliar
El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Laurent Fabius, habla con Luxemburgo sobre el espionaje de la NSA en Francia. | EFE

Glenn Greenwald, estadounidense que vive en Brasil, habló en videoconferencia con colegas de todo el continente congregados en Denver, Colorado, en ocasión de la reunión de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Sin justificación. El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, dijo que “es increíble que un país aliado pueda llegar a espiar tantas comunicaciones privadas sin ninguna justificación estratégica.

El canciller, Laurent Fabius, quien anunció la convocatoria inmediata del embajador de EE. UU. en París, Charles Rivkin, expresó: “Entre socios, este tipo de prácticas, que atentan contra la vida privada, son totalmente inaceptables” y hay que asegurarse que no se repitan en el futuro.

PUBLICIDAD

El tema será evocado hoy por Fabius y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

A su vez, el presidente Obama llamó a Hollande para tratar las “legítimas cuestiones” planteadas por Francia sobre el asunto.

Sin embargo, horas antes, la portavoz de la NSA, Caitlin Hayden, justificó el espionaje al argüir que “Estados Unidos recoge información de inteligencia en el extranjero del mismo tipo de la que recogen todos los países”.

El secretario John Kerry también ensayó una defensa de esa política. “Proteger la seguridad de nuestros ciudadanos es una muy complicada, muy desafiante tarea porque hay mucha gente tratando de dañar a otra gente”.

  • Comparta este artículo
Mundo

EE. UU. se mete en embrollo por espionaje a Francia y México

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota