Mundo

Estos son los consejos del papa Francisco para salvar el planeta

Actualizado el 18 de junio de 2015 a las 09:02 am

Una de las medidas que pide es el uso de energías limpias

Mundo

Estos son los consejos del papa Francisco para salvar el planeta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El papa Francisco pronuncia un discurso durante la audiencia general de los miércoles (EFE)

Ciudad del Vaticano

El papa Francisco enumera una serie de consejos "ecológicos" para salvar el planeta, en su encíclica sobre el medio ambiente, publicada este jueves por el Vaticano.

A lo largo del texto, cuya versión en español es de 191 páginas, el papa menciona los problemas más graves que el mundo debe encarar y propone en algunos casos simples medidas para romper con la actual relación entre pobreza y desarrollo, entre tecnología y medio ambiente.

"Se ha vuelto urgente e imperioso el desarrollo de políticas para que en los próximos años la emisión de anhídrido carbónico y de otros gases altamente contaminantes sea reducida drásticamente", afirma el papa .

"Hay más sensibilidad ecológica en las poblaciones, aunque no alcanza para modificar los hábitos dañinos de consumo, que no parecen ceder, sino que se amplían y desarrollan"

Francisco insta pues a utilizar fuentes de energía limpias y renovables.

"Todavía no se ha logrado adoptar un modelo circular de producción que asegure recursos para todos y para las generaciones futuras, y que supone limitar al máximo el uso de los recursos no renovables, moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar", escribió.

El pontífice reclama a la comunidad internacional "un cambio de rumbo" para "programar una agricultura sostenible y diversificada, desarrollar formas renovables y poco contaminantes de energía, fomentar una mayor eficiencia energética, promover una gestión más adecuada de los recursos forestales y marítimos, asegurar a todos el acceso al agua potable", recalca.

El papa , que proviene de Argentina, uno de los mayores países que utiliza semillas modificadas genéticamente, llama a la prudencia.

"Es difícil emitir un juicio general sobre el desarrollo de organismos genéticamente modificados (OMG), vegetales o animales, médicos o agropecuarios, ya que pueden ser muy diversos entre sí y requerir distintas consideraciones", reconoce.

"Si bien no hay comprobación contundente acerca del daño que podrían causar los cereales transgénicos a los seres humanos, y en algunas regiones su utilización ha provocado un crecimiento económico que ayudó a resolver problemas, hay dificultades importantes que no deben ser relativizadas", afirma.

"Muchas ciudades son grandes estructuras ineficientes que gastan energía y agua en exceso. Hay barrios que, aunque hayan sido construidos recientemente, están congestionados y desordenados, sin espacios verdes suficientes. No es propio de habitantes de este planeta vivir cada vez más inundados de cemento, asfalto, vidrio y metales, privados del contacto físico con la naturaleza", lamenta.

PUBLICIDAD
Copias de la encíclica del papa Francisco durante su presentación oficial en la sala del Sínodo en Ciudad del Vaticano
ampliar
Copias de la encíclica del papa Francisco durante su presentación oficial en la sala del Sínodo en Ciudad del Vaticano (EFE)

"Si bien no hay comprobación contundente acerca del daño que podrían causar los cereales transgénicos a los seres humanos, y en algunas regiones su utilización ha provocado un crecimiento económico que ayudó a resolver problemas, hay dificultades importantes que no deben ser relativizadas"

El pontífice latinoamericano, que ha recorrido toda la región y conoce a fondo sus problemas, condena uno de los fenómenos que se han incrementado en los últimos años en América Latina y otros lugares: el crecimiento desmedido de las ciudades y el aumento de las urbanizaciones de lujo, cerradas.

"Se crean urbanizaciones 'ecológicas' solo al servicio de unos pocos, donde se procura evitar que otros entren a molestar una tranquilidad artificial", deplora.

LEA: Papa Francisco pide luchar contra cambio climático

"Hay más sensibilidad ecológica en las poblaciones, aunque no alcanza para modificar los hábitos dañinos de consumo, que no parecen ceder, sino que se amplían y desarrollan", advierte el pontífice, quien brinda "sólo un sencillo ejemplo, con el creciente aumento del uso y de la intensidad de los acondicionadores de aire".

"Si alguien observara desde afuera la sociedad planetaria, se asombraría ante semejante comportamiento que a veces parece suicida", comenta.

  • Comparta este artículo
Mundo

Estos son los consejos del papa Francisco para salvar el planeta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota