Mundo

Castigada con penas de cárcel

Pornografía es un asunto muy delicado en Corea del Norte

Actualizado el 05 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

El régimen de Pionyang ejerce una represión muy estricta de ese material

Ejército y partido comunista tienen acceso a artículos de tipo erótico

Mundo

Pornografía es un asunto muy delicado en Corea del Norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Seúl.EFE La noticia de la ejecución de una supuesta exnovia del líder norcoreano Kim Jong-un por participar en videos sexuales, al margen de su cuestionable veracidad, ha destapado la severa represión de la pornografía que lleva a cabo el régimen comunista.

El gobernante norcoreano, Kim Jong-un, y su exnovia  Hyon Song-wol en   una actividad pública en Pionyang    | ARCHIVO
ampliar
El gobernante norcoreano, Kim Jong-un, y su exnovia Hyon Song-wol en una actividad pública en Pionyang | ARCHIVO

El género pornográfico no es, desde luego, del agrado de la dictadura de Pionyang, fiel en sus 65 años de historia al rígido estalinismo soviético y el ultraconservador confucionismo coreano como pilares básicos de un sistema de valores político y social anclado en tiempos de la Guerra Fría .

De hecho, el Gobierno de Corea del Norte considera la producción, venta y consumo de pornografía como “actividades antirrevolucionarias”, revela el investigador Philo Kim, del Instituto de Estudios para la Paz y la Unificación de la Universidad Nacional de Seúl.

La historia de la ejecución de Hyon Song-wol , supuesta exnovia del actual líder del país, ha generado hasta hoy especulaciones imposibles de demostrar dado el extremo hermetismo de Norcorea.

Hace solo dos años, recuerda el profesor Kim, Pionyang modificó su código penal para elevar la magnitud de los castigos a, entre otros, los delitos relacionados con la pornografía, que generalmente se pagan con la cárcel.

Aún así, los expertos coinciden en que este controvertido género fotográfico y audiovisual está presente en este país donde un número creciente de ciudadanos, según Kim, “intercambian habitualmente videos pornográficos en formato CD o USB” a pesar de la represión.

Por su parte, el académico ruso Andrei Lankov, uno de los mayores expertos del mundo sobre ese país, asegura en una de sus publicaciones que la pornografía circula en el mercado negro local en forma de videos que bajo diversos formatos llegan por tierra desde China.

Pero, ¿quién consume porno en un país de 24 millones de habitantes adoctrinados y, en su inmensa mayoría, de escasos en recursos?

“Son las élites norcoreanas, desde altos funcionarios del partido comunista hasta oficiales del ejército y otras personas influyentes, quienes se pueden permitir acceder a pornografía” , indica el analista surcoreano Shim Jae-hoon.

Corea del Norte también es el ejemplo de que allá donde llega Internet, la pornografía se cuela fácilmente. A pesar de las escasas conexiones a Internet –la mayoría de ellas restringidas a páginas locales– del país más aislado del mundo, los videos sexuales también circulan por sus redes informáticas.

PUBLICIDAD

Por otra parte, si bien el régimen norcoreano reprime la pornografía, los delitos relacionados con esta actividad “se pagan con cárcel, pero nunca con pena de muerte”, sentencia el profesor Philo Kim.

  • Comparta este artículo
Mundo

Pornografía es un asunto muy delicado en Corea del Norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota