Mundo

Tercer día sin atender funciones

Sigue huelga de policías militarizados en Argentina

Actualizado el 05 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Dos fuerzas de seguridad reclaman salarios; Gobierno pide tiempo al martes

Presidenta relevó a cúpulas policiales por error al aplicar decreto salarial

Mundo

Sigue huelga de policías militarizados en Argentina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Agentes de Gendarmería participaron el miércoles, en Buenos Aires, en una manifestación en demanda de mejores salarios. | EFE.
ampliar
Agentes de Gendarmería participaron el miércoles, en Buenos Aires, en una manifestación en demanda de mejores salarios. | EFE.

Buenos Aires. AFP. La policía militarizada de la Gendarmería y la Prefectura, que cumple numerosas funciones de seguridad en Argentina, mantuvo ayer por tercer día consecutivo una protesta con concentraciones por reclamos salariales, tras ser relevadas las cúpulas de ambas fuerzas.

Los efectivos de ambas fuerzas decidieron continuar la protesta ante las sedes de ambas instituciones en Buenos Aires, luego de que el Gobierno les pidió un plazo hasta el martes para responder a sus demandas, como un salario básico de 7.000 pesos ($1.490).

“Queremos la aprobación por escrito del petitorio”, dijo ayer el gendarme Raúl Maza ante un grupo de sus camaradas frente el edificio central de la institución, luego de una reunión que celebraron en la madrugada los delegados del conflicto con el viceministro de Seguridad, Sergio Berni.

Los policías militarizados, que en su mayoría se manifiestan con sus uniformes, también piden no sufrir represalias por protestar.

El gobierno de Cristina Fernández relevó el miércoles a las cúpulas de las dos fuerzas a las que considera responsables de una errónea aplicación de un decreto, ahora derogado, que redujo los salarios del sector en hasta un 60% y que fue el detonante del conflicto.

En tanto, los portavoces de la protesta negaron ayer que el conflicto tuviera un objetivo “destituyente” contra la presidenta y aseguraron que defienden la democracia, en respuesta a denuncias de organizaciones aliadas a la líder.

“Esto no es un golpe de Estado ni lo quiere ser, amamos la democracia y la vamos a defender, si es necesario, con nuestra propia sangre”, dijo el gendarme Maza ante sus camaradas, e insistió que su reclamo es por “ sueldo digno”.

Legisladores y varios líderes políticos opositores habían llamado el miércoles a los manifestantes a cesar la protesta, mientras organizaciones afines a la presidenta consideraron que “detrás del reclamo gremial de orden salarial se esconde una maniobra decididamente destituyente”.

El Ministerio de Seguridad, del que dependen ambas fuerzas, anunció ayer en el caso de la Gendarmería que se les ha liquidado los salarios a los 32.253 efectivos de la institución sin las rebajas que preveía el decreto, señaló un comunicado oficial.

  • Comparta este artículo
Mundo

Sigue huelga de policías militarizados en Argentina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota