Mundo

Presidente de Rusia, el protagonista ausente en la cumbre de G7

Actualizado el 04 de junio de 2014 a las 01:14 pm

El principal objetivo de los líderes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón en esta cita será mostrar su apoyo al presidente electo ucraniano, Petro Poroshenko

Mundo

Presidente de Rusia, el protagonista ausente en la cumbre de G7

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El presidente estadounidense, Barack Obama, se reúne con la canciller alemana Angela Merkel durante la cumbre del Grupo de los Siete (G7), integrado por EE.UU., Francia, Reino Unido, Italia, Alemania, Canadá y Japón, en la sede de la Unión Europea de Bruselas, Bélgica. (AFP. )

Londres.

Los líderes del G7 comienzan este miércoles por la noche en Bruselas una cumbre de la que fue excluido el presidente ruso Vladimir Putin por su rol en la crisis ucraniana, que será el eje de la reunión.

El principal objetivo de los líderes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón en esta cita será mostrar su apoyo al presidente electo ucraniano, Petro Poroshenko, e instar nuevamente a Moscú a que reduzca la tensión con Ucrania y entable un diálogo.

El presidente estadounidense Barack Obama llegó este miércoles por la tarde a Bruselas para participar en esta cumbre, la primera que celebran las siete potencias económicas mundiales en 17 años sin la participación de Rusia, invitada a estas reuniones informales en 1998.

Inicialmente el G8 debía reunirse en Sochi en estas fechas pero tras la anexión de Crimea por Rusia, los líderes del G7 reunidos en La Haya a fines de marzo decidieron cancelar la cita rusa y organizar una en Bruselas.

Esta cumbre se lleva a cabo justo antes de las ceremonias por el 70º aniversario del desembarco aliado en Francia este viernes, a las que asistirá el presidente ucraniano así como Vladimir Putin , que el jueves por la noche se reunirá por separado con su homólogo francés, François Hollande, y británico David Cameron, y el viernes por la mañana con Angela Merkel.

El G7 tiene "una ocasión que debe aprovechar (...). La prioridad es la de alcanzar una solución política y diplomática aprovechando la ocasión que constituye la elección del presidente ucraniano", estimó una fuente europea.

Antes de llegar a Bruselas, segunda etapa del viaje europeo que comenzó esta semana, Obama condenó en Varsovia las "maniobras opacas" y "la agresión" de Rusia en Ucrania.

"No aceptaremos nunca la ocupación de Crimea por Rusia ni las violaciones de la soberanía de Ucrania", dijo el mandatario, quien reiteró que la libertad en Europa no está "garantizada" automáticamente.

"¿Cómo podemos permitir que las oscuras tácticas del siglo XX determinen este nuevo siglo?", preguntó Obama, quien se reunió en Varsovia con Poroshenko, a quien le garantizó el compromiso total de Estados Unidos con el futuro de su país.

"Estados Unidos está completamente comprometido con permanecer junto al pueblo ucraniano, no sólo en los próximos días o semanas, sino en los próximos años", declaró a la prensa tras el encuentro.

Las potencias occidentales buscan a toda costa respaldar a Ucrania que se encuentra en una crítica situación económica. Este miércoles el presidente del Consejo Europeo (que representa a los Estados miembros de la UE), Herman Van Rompuy, indicó que era esencial ayudar a Poroshenko a "estabilizar financiera, económica y políticamente" a Ucrania.

Durante su reunión, los líderes del G7 volverán a evocar la posibilidad de incrementar las sanciones contra Moscú, aunque haya una decisión este miércoles, según una fuente diplomática.

"Algunos, entre ellos los estadounidenses, están favor de aplicar nuevas sanciones pero otros estiman que sería contraproductivo que éste fuera el mensaje principal" de la reunión, indicó una fuente diplomática francesa.

Si no avanza el diálogo con Rusia "dejaremos en claro (...) que las sanciones siguen en la mesa", dijo Merkel al llegar a la cumbre.

Este miércoles Putin afirmó que "la política más agresiva, la más severa" es "la política estadounidense".

"No tenemos casi fuerzas militares en el extranjero y mire: en todas partes del mundo, hay bases militares estadounidenses (...). Se inmiscuyen en los asuntos internos de tal o cual país: por lo tanto es difícil acusarnos de violación", declaró a la radio francesa Europe1.

El martes un responsable de la OTAN indicó que la mayoría de las tropas rusas "se retiraron de la frontera" con Ucrania. Según la Alianza y Estados Unidos, Rusia desplegó hasta 40.000 soldados en la frontera con Ucrania así como tanques, aviones y helicópteros de combate.

Lo que preocupa no obstante a las potencias occidentales es el presunto apoyo de Moscú a los separatistas, con "combatientes y armas" para el este de Ucrania, tema que será discutido en la reunión de Bruselas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Presidente de Rusia, el protagonista ausente en la cumbre de G7

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota