Mundo

86 años

Omar Prego Gadea: Escritor y periodista uruguayo

Actualizado el 29 de enero de 2014 a las 12:00 am

Escritor y periodista uruguayo

Mundo

Omar Prego Gadea: Escritor y periodista uruguayo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Montevideo.AFP El escritor y periodista uruguayo Omar Prego Gadea, que trabajó en la AFP en París durante su exilio en las décadas de 1970 y 1980, falleció el martes en Montevideo, a los 86 años, informaron medios locales, que no especificaron la causa de muerte.

Nacido en 1927 en Cerro Colorado, Florida (centro), su habilidad para la escritura e interés por el periodismo lo llevaron a trabajar en el semanario Marcha entre 1952 y 1956, donde compartió redacción con el periodista Carlo Quijano y el escritor Juan Carlos Onetti, de quien fue amigo personal durante toda su vida.

Tras su experiencia en Marcha , trabajó en El Diario (1962-1972), donde llegó a ser jefe de redacción.

Con el inicio de la última dictadura (1973-1985), Prego Gadea se exilió en Francia, donde trabajó en el servicio en español de la Agencia France Presse (AFP).

Prego regresó a Uruguay en 1987, donde fue director de la publicación Zeta y luego de la editorial Trilce, al tiempo que continuó escribiendo.

Obra. Entre su obra destaca En este país (notas periodísticas, 1968), Los dientes del viento (cuentos, 1969), Julio Cortazar. Entretiens (París, 1985), Reportaje a un Golpe de Estado (reportaje, 1988), Ultimo domicilio conocido (novela, 1990) o Nunca segundas muertes (novela, 1995).

Prego fue autor además de dos libros sobre Onetti.

Entre los galardones que recibió destacan un premio en el concurso Juan Rulfo de París (1995) con el cuento El día que me quieras y el Premio Nacional de Literatura que recibió en 2001 en Uruguay.

Prego Gadea estaba casado y tenía tres hijos.

La prensa uruguaya no especificó las causas del deceso.

  • Comparta este artículo
Mundo

Omar Prego Gadea: Escritor y periodista uruguayo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota