Mundo

Inseguridad reina en el país

Libia sigue en el caos a un año de la caída de Gadafi

Actualizado el 21 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Presidente del Parlamento habla de ‘retraso’, ‘corrupción’ y ‘descontento’

Nueve murieron ayer por combates en exbastión del antiguo régimen

Mundo

Libia sigue en el caos a un año de la caída de Gadafi

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Un soldado del Consejo Nacional de Transición vigilaba una zona al este de Trípoli el 27 de octubre del 2011. | AFP.
ampliar
Un soldado del Consejo Nacional de Transición vigilaba una zona al este de Trípoli el 27 de octubre del 2011. | AFP.

Trípoli. ACAN-EFE. Un año después de la muerte del dictador Muammar Gadafi y el anuncio de la liberación de Libia, el país todavía está en el punto muerto político, económico y de seguridad, y la transición está casi bloqueada.

La constatación la ha hecho sin la menor complacencia y en los términos más amargos el personaje principal de esta transición, el presidente del Parlamento libio, Mohamed al Magrif.

En una intervención anoche en la televisión local, el presidente de la Asamblea Nacional del Congreso (CGN, el Parlamento elegido en julio pasado) empleó las palabras “negligencia”, “retraso”, “descontento”, “caos”, “desorden” o incluso “corrupción” para describir la situación que vive su país.

Al Magrif apuntaba como el gran desafío sobre todo de la seguridad del país, diciendo que la ausencia de un Ejército y de la Policía y la falta de control de armas es una “negligencia”.

En el país hay todavía milicias fuertemente armadas que, aunque las autoridades dicen que están afiliadas a las fuerzas regulares, continúan imponiendo su ley en muchos lugares.

La inseguridad reina en varias ciudades y los asesinatos son frecuentes especialmente en Bengasi, bastión de la rebelión.

Otro palo en la rueda de la estabilidad y la preservación de la seguridad de Libia es Bani Walid, último bastión del antiguo régimen, todavía refugio de cientos de partidarios de Gadafi.

Precisamente ayer en esta ciudad, los combates entre las fuerzas gubernamentales libias y grupos armados causaron nueve muertos y 122 heridos, según una fuente médica. “El hospital recibió nueve personas muertas y 122 heridos” en los combates, declaró un responsable del establecimiento en la ciudad de Misrata, aledaña a Bani Walid.

“La mayoría de las heridas fueron causadas por armas ligeras”, dijo, y añadió que algunas de ellas se debían a esquirlas de obuses.

El coronel Alí al Chiji, portavoz del jefe del Estado Mayor, declaró que las tropas avanzaban “hacia el centro de Bani Walid”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Libia sigue en el caos a un año de la caída de Gadafi

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota