Mundo

Intervenciones telefónicas y colaboradores llevaron hacia el Chapo Guzmán

Actualizado el 24 de febrero de 2014 a las 08:41 am

El escape de Guzmán sería efímero, pues fue capturado este sábado temprano mientras estaba escondido en un condominio en Mazatlán, una ciudad turística en la costa del Pacífico de México

Mundo

Intervenciones telefónicas y colaboradores llevaron hacia el Chapo Guzmán

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Culiacan

Mientras las fuerzas militares mexicanas se abrían paso por el principal escondite de Joaquín  El Chapo Guzmán en Culiacán, el capo de las drogas más poderoso de México ya había escapado de la casa a través de un túnel escondido debajo de una bañera.

Los marinos mexicanos, con la asistencia de las autoridades estadounidenses, lo persiguieron pero perdieron al prófugo entre un laberinto de túneles bajo la ciudad, dijeron a la agencia AP el domingo un funcionario estadounidense y un alto funcionario de la policía.

El escape de Guzmán sería efímero, pues fue capturado este sábado temprano mientras estaba escondido en un condominio en Mazatlán, una ciudad turística en la costa del Pacífico de México.

Guzmán tenía un fusil de asalto, pero no disparó, dijeron los funcionarios. Su esposa, la reina de belleza Emma Coronel, estaba con él cuando terminó la cacería de uno de los narcotraficantes más buscados del mundo.

Efectivos de la Marina Armada trasladan a Joaquín   el Chapo  Guzmán del hangar de ese cuerpo hacia un helicóptero que lo llevó el sábado a una cárcel de máxima seguridad.  | AP
ampliar
Efectivos de la Marina Armada trasladan a Joaquín el Chapo Guzmán del hangar de ese cuerpo hacia un helicóptero que lo llevó el sábado a una cárcel de máxima seguridad. | AP
Los funcionarios hablaron bajo la condición de no ser identificados porque no estaban autorizados para hablar públicamente sobre cómo las autoridades estadounidenses localizaron a Guzmán.

Durante sus 13 años como prófugo, el Chapo Guzmán veía desde las escarpadas montañas del occidente de México cómo las autoridades capturaban o mataban a los líderes de cada grupo que desafiaba el lugar del Cártel de Sinaloa en la cumbre mundial del tráfico de drogas.

Indemne y con su leyenda creciendo, el bajo y fornido hijo de un campesino se ganó un lugar en la lista de multimillonarios de Forbes y un estatus folclórico como un capo que se había vuelto demasiado poderoso para atraparlo. Luego, a finales del año pasado, las autoridades comenzaron a acercarse al círculo íntimo del jefe del narco más buscando del mundo.

Luego, el 16 de febrero, los investigadores de México, con ayuda de agentes antidrogas de la DEA, del Servicio Federal de Alguaciles de Estados Unidos y de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) consiguieron la clave que necesitaban con urgencia: rastrearon un celular a una de las casas de seguridad en Culiacán que Guzmán utilizó para evadirse.

El teléfono estaba relacionado con el jefe de comunicaciones del capo: Carlos Manuel Ramírez, alias Cóndor. Al día siguiente, las autoridades mexicanas arrestaron a uno de los mensajeros de Guzmán, que rápidamente proporcionó detalles sobre las casas de seguridad que Guzmán y sus allegados habían estado usando, dijeron los funcionarios.

PUBLICIDAD

En cada casa, los militares mexicanos encontraron lo mismo: puertas de acero reforzado y una vía de escape debajo de las bañeras. Cada escotilla conducía a una serie de túneles interconectados con el sistema de drenaje de la ciudad.

  • Comparta este artículo
Mundo

Intervenciones telefónicas y colaboradores llevaron hacia el Chapo Guzmán

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota