Mundo

Republicanos confían en que cambios en campaña rescatarán a Donald Trump

Actualizado el 18 de agosto de 2016 a las 01:25 pm

Mundo

Republicanos confían en que cambios en campaña rescatarán a Donald Trump

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En la cúpula del Partido Republicano confían en que los cambios de campaña ayuden a Donald Trump. (AP)

Washington

Varios líderes republicanos confían en que la reestructuración del equipo de campaña de Donald Trump mejorará sus posibilidades electorales, pero otros temen que los cambios anunciados por el candidato republicano son insuficientes y tardíos.

Desde ya, el Comité Nacional Republicano anunció que podría desviar recursos a las campañas legislativas en vez de la presidencial, si es que Trump no mejora en las encuestas.

Sean Spicer, estratega del Comité, calificó la reestructuración de la campaña como "un crecimiento saludable a los niveles más altos de la campaña, en un momento decisivo".

LEA: Partido Republicano está a punto de romper con su candidato, Donald Trump

Sin embargo, también pidió cautela ante la tendencia del candidato republicano de lanzar una retórica populista y espetar declaraciones improvisadas.

"Creo que la gente desea que él sea alguien auténtico, aprecian que no es un político ensayado, pero también reconocen que las palabras tienen valor", afirmó Spicer.

Nuevo equipo

Una serie de cambios fueron anunciados el miércoles por Trump, siendo la segunda modificación del equipo en dos meses.

Stephen Bannon —un ejecutivo de medios de derecha sin experiencia en el campo de las campañas políticas— quedó como director ejecutivo de la campaña, mientras que Kellyanne Conway, una encuestadora que conoce a Trump desde hace años y se ha ganado su confianza en el breve lapso en que han trabajado juntos, será la gerente de la campaña.

TAMBIÉN: Donald Trump cambia de nuevo su director de campaña en medio de caída en encuestas

Los cambios buscan marginar al jefe de campaña Paul Manafort, un veterano activista republicano que había pedido a Trump moderar su tono y mejorar sus relaciones con la cúpula republicana. Al descartar esa opción, Trump está enviando el mensaje de que tiene toda la intención de librar la batalla a su manera, sin importar si gana o pierde.

La retórica polarizante de Trump y su poco apoyo electoral han causado una ola de deserciones entre los republicanos en semanas recientes.

Los militantes del partido se han expresado frustrados por la incapacidad del candidato de concentrarse en atacar a la demócrata Hillary Clinton y por su tendencia a crear distracciones.

PUBLICIDAD

"No me importa ni siquiera si es el Pato Donald el que administre la campaña, lo que me importa es que nos concentremos en atacar a Hillary Clinton y en proponer soluciones para el futuro. Esos son los temas que van a ganar estas elecciones", declaró Henry Barbour, un dirigente republicano de Mississippi.

ADEMÁS: Números muestran a Donald Trump un camino cuesta arriba hacia la Casa Blanca

Aunque Manafort mantendrá su cargo, los asesores de Trump dejaron en claro que será Bannon quien dirigirá la campaña y las operaciones diarias.

Es sumamente inusual que una campaña presidencia sufra semejante nivel de turbulencia a estas alturas de una elección. El anuncio formulado el miércoles llegó cuando faltan menos de tres meses para el día de las elecciones y unas seis semanas antes de que comiencen los sufragios.

Mensaje enfocado

Por su parte, la nueva jefa de campaña de Trump volvió a la ofensiva este jueves, afirmando que el candidato presidencial republicano debería "enfocar" su mensaje.

"Vamos a enfocar el mensaje. Vamos a asegurarnos de que Donald Trump esté cómodo de estar en su propia piel, de que no pierda la autenticidad", dijo Conway a CNN.

Conway agregó que en adelante el énfasis va a estar en la política, y se mostró confiada en que Trump "puede mantenerse enfocado en el mensaje".

Además, acusó a la candidata demócrata Hillary Clinton de lanzar ataques "decepcionantes e impropios hacia su oponente republicano.

La campaña de la candidata demócrata criticó el nombramiento afirmando que no esperaba otra cosa que ver "el doble de odio y de discurso de división".

Conway, la primera mujer a la cabeza de una carrera presidencial republicana, aseguró que prefería perder una campaña electoral con contenido que ganar una por la apariencia.

"Prefiero perder una campaña donde ponemos todo lo sustancial sobre la mesa, en la que la gente vea la diferencia en los principales temas que importan, que ganar una campaña basada en el estilo", mencionó a CBS News.

  • Comparta este artículo
Mundo

Republicanos confían en que cambios en campaña rescatarán a Donald Trump

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota