CCSS investiga cinco muertes por neumonía en el Hospital de San Carlos

Por: Manuel Avendaño A. 23 diciembre, 2015
El Hospital de San Carlos habilitó una consulta especial para atender enfermedades respiratorias y casos de neumonía aparte del servicio de emergencias y de la consulta externa.
El Hospital de San Carlos habilitó una consulta especial para atender enfermedades respiratorias y casos de neumonía aparte del servicio de emergencias y de la consulta externa.

San José

Entre agosto y diciembre de este año se registra un aumento en la cantidad de casos de enfermedades respiratorias atendidas por centros médicos de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Aunque la institución afirma que el incremento en los casos de neumonía y gripe "están dentro de lo esperado" por las condiciones del clima típicas de la época, es importante tomar en cuenta algunos consejos que le podrían ayudar a evitar estos males.

En el Hospital de San Carlos se presentaron cinco muertes en la última semana producto de neumonía, según explicó a La Nación el director de ese centro médico, Edgar Carrillo.

Además, hay 20 personas hospitalizadas por enfermedades respiratorias en el Hospital de San Carlos, de las cuales dos dieron positivo con influenza tipo AH1N1.

El Colegio de Médicos de Costa Rica recomienda seguir los siguientes consejos:

1- Vacúnese contra la gripe

"Las personas a menudo desarrollan neumonía bacteriana después de un caso de gripe. Usted puede reducir este riesgo recibiendo la vacuna contra la gripe en forma anual".

"La vacuna contra la gripe no lo protege de todas las cepas de la gripe, solo de las 3 a 4 cepas que el médico considera que serán las más peligrosas o las más extendidas el año siguiente", recomienda el Colegio de Médicos.

2- Practique una buena higiene

El Colegio de Médicos explicó que las manos recogen miles de gérmenes durante el día, cada vez que tocan manijas de puertas, teclados de computadoras o bien cuando usted le da la mano a otra persona.

Por eso la recomendación es que se lave las manos varias veces durante el día. Cada vez que lo haga, enjuáguese por al menos 20 segundos y use jabón y agua tibia.

Si no tiene jabón y agua, use alcohol en gel.

3- No fume

Fumar daña los pulmones y hace que sea más difícil para el cuerpo defenderse de gérmenes y enfermedades. Si fuma, hable con su médico de familia sobre cómo dejar el hábito lo antes posible.

4- Lleve un estilo de vida saludable

Llevar una dieta balanceada con muchas frutas y verduras, dormir bastante y hacer ejercicio son actividades que le ayudarán a fortalecer su sistema inmunológico.

Es importante que mantenga buenos hábitos alimenticios y evite las comidas con exceso de grasa y el consumo de alcohol.

5- Evite estar con personas enfermas

Estar cerca de personas enfermas aumenta el riesgo de contagio de enfermedades como la gripe o la influenza que pueden provocar neumonía.

La gripe o la influenza se transmiten por medio de la saliva que expulsan las personas cuando tose, estornudan, e incluso cuando hablan. Por eso es importante el lavado de manos y cubrirse la boca con el antebrazo cuando se va a estornudar o toser.