Rector universitario debe reprogramar "de inmediato" presentación de libro que canceló por supuesta lesión a política de igualdad y equidad de género

Por: Juan Fernando Lara 23 octubre
Detalle de la portada de
Detalle de la portada de "El libro negro de la nueva izquierda" escrito por los argentinos Nicolás Márquez y Agustín Laje.

La Sala Constitucional condenó a Alberto Salom, rector de la Universidad Nacional (UNA), a reprogramar la presentación de un libro, actividad que canceló el mes anterior por considerar que el texto lesionaba políticas de igualdad y equidad de género.

Para los magistrados la decisión del jerarca universitario violentó el derecho a la libre expresión y al libre pensamiento.

El caso se remonta a la presentación de El libro negro de la nueva izquierda. Ideología de género o subversión cultural, escrito por los académicos e investigadores argentinos Nicolás Márquez y Agustín Laje.

"Entiendo que los fallos de la Sala son inapelables y como tales, no me queda más que acatarlo y así será en todos sus extremos. No obstante, tendría que pedir explicaciones porque no fui quien prohibió eso, no hay ninguna resolución mía en ese sentido. Fue un acto administrativo", expresó Salom.

La actividad estaba prevista para el 5 de setiembre en la sede central de la Universidad Nacional, en Heredia. Salom la suspendió por presiones de estudiantes opuestos al contenido de la obra, según argumentó el diputado Mario Redondo Poveda, del partido Alianza Demócrata Cristiana, quien interpuso el recurso de amparo.

Con él también participó el congresista Fabricio Alvarado del Partido Restauración Nacional. En su argumentación, los políticos cristianos afirmaron que Salom habría cedido a las presiones bajo el argumento de que supuestamente promueve el quebrantamiento de la política de igualdad y equidad de género.

Conforme el expediente 17-013647-0007-CO, los magistrados constitucionales condenaron a Salom a reprogramar de inmediato la presentación del texto por haber violado los derechos a la libre expresión y al libre pensamiento consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Además, ordena a la Universidad el pago de los gastos que sean necesarios para la celebración del evento.

"Yo no prohibí nada y nos condenan a pagar los eventuales gastos en la presentación. Primero que me demuestren quién estaba detrás de la organización y que me digan en qué gastos primero incurrieron. Si se trata de pasajes de avión, sería el colmo. Quisiera una aclaración en ese sentido". "Desde luego que mi voluntad, como costarricense y líder universitario, es acatar en todo el fallo", insistió el rector.

Para Mario Redondo, la decisión marca un precedente para que no se repitan este tipo de "arbitrariedades"