Roberto Thompson fue reelegido en febrero para un nuevo periodo como alcalde, a partir del 1.° de mayo entrante.

Por: Gerardo Ruiz R. 7 abril, 2016
El alcalde de Alajuela, Roberto Thompson dijo que no ha explorado la posibilidad de demandar a las personas que lo acusaron sin fundamentos por tráfico de influencias y prevaricato.
El alcalde de Alajuela, Roberto Thompson dijo que no ha explorado la posibilidad de demandar a las personas que lo acusaron sin fundamentos por tráfico de influencias y prevaricato.

San José

La Fiscalía de Alajuela pidió un sobreseimiento definitivo para el alcalde de Alajuela, Roberto Thompson, el 31 de marzo pasado.

Así lo confirmó la oficina de Prensa del Ministerio Público, la cual explicó que la solicitud obedeció a que los hechos por los que se investigó a Thompson son "atípicos", es decir, que no constituyen delito.

La resolución de la Fiscalía ya fue notificada a las partes. Sin embargo, aún está pendiente su presentación al Juzgado Penal de Hacienda, donde un juez determinará si cierra o no la causa contra el alcalde, quien fue elegido el 7 febrero para seguir en el cargo por cuatro años más, a partir de este 1.° de mayo.

La Fiscalía detuvo a Thompson el 27 de agosto del año 2015, para indagarlo por el supuesto otorgamiento ilegal de patentes de licores y de comercialización para negocios en Alajuela, así como un permiso para la construcción de un estacionamiento de contenedores. Se le investigó por los presuntos delitos de tráfico de influencias y prevaricato

En aquel momento, Roberto Thompson afirmó que el asunto era un "show mediático" provocado por enemigos políticos dentro del Partido Liberación Nacional (PLN) que, entonces, se encaminaba a la campaña municipal que culminó el pasado 7 de febrero con los comicios locales.

Producto de la acción de la Fiscalía, el Juzgado Penal de Alajuela le impuso como medida cautelar una suspensión de dos meses de la Alcaldía, situación que quedó sin efecto a principios de setiembre.

En paz. Este jueves, Thompson dijo a La Nación que recibió la noticia de la resolución de la Fiscalía de Alajuela con satisfacción, pero con respeto por lo que pueda decidir el juez penal al conocer la solicitud de sobreseimiento pleno.

"Este es un paso importante en dos vías, porque sirve para confirmar que nuestras actuaciones han estado siempre ajustadas a derecho, han sido honestas, transparentes y sirve para cerrar un capítulo muy doloroso para mí y para mi familia", afirmó el político.

Thompson afirmó que no ha evaluado si, una vez sobreseído, demandaría a las personas que lo acusaron injustificadamente.

Sobre su futuro, el alcalde electo adelantó que se dedicará de lleno a la labor de alcalde a partir de mayo, y menciona, entre sus objetivos, atraer nuevas inversiones al cantón, con el propósito de generar empleo.

Asimismo, sostuvo que seguirá con una agresiva política de mejoramiento del transporte público del cantón y con un paquete de obras de infraestructura, que será posible desarrollar por el aumento en los ingresos de la Municipalidad durante su gestión.