ICE proyectó aporte de 1.560 gigavatios (GW) pero generación fue de 1.016 GW en 12 meses

Por: Juan Fernando Lara 19 agosto
La hidroeléctrica Reventazón se inauguró oficialmente el 16 de setiembre del año pasado y el ICE la presentó como la
La hidroeléctrica Reventazón se inauguró oficialmente el 16 de setiembre del año pasado y el ICE la presentó como la "segunda obra de infraestructura más grande de Centroamérica" después del Canal de Panamá.

La megahidroeléctrica Reventazón, en Siquirres, Limón, produjo en su primer año de operación un tercio menos de la energía que previó el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

En vez de los 1.560 Gigavatios (GW) proyectados por el Instituto, aportó 1.016 GW, como se desprende de las estadísticas de generación del Centro Nacional de Control de Energía (Cence) para los 12 meses comprendidos entre el 1.° de agosto del 2016, mes en el cual entró en operación, y el 31 de julio del 2017.

Primer año, menos cosecha
Primer año, menos cosecha

La planta está valorada en $1.567 millones, según el último plan de inversiones del ICE publicado en mayo. Esa cifra resultó $810 millones más de lo estimado en 2008, según información aportada por el ICE ante la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) en aquel año.

Con sus 306 megavatios (MW) es la hídrica con mayor capacidad instalada de Costa Rica y es considerada la segunda obra de infraestructura más grande de Centroamérica después de la ampliación del Canal de Panamá. Oficialmente, fue inaugurada el 16 de setiembre del 2016.

Los 1.016 GW obtenidos durante el primer año suponen, además, solo 38% de aprovechamiento de la obra, lo que se denomina factor de planta.

En generación eléctrica, el factor de planta corresponde a la expectativa de generación en un período, usualmente un año, según sea la capacidad instalada.

Ninguna planta, sea eólica, hídrica o térmica, genera al 100% de su capacidad de manera permanente. La producción eléctrica dependerá de variables como cambios en la demanda de energía, disponibilidad de la fuente de generación (menor o mayor cantidad de caudal, viento o luz solar) o incluso de labores de mantenimiento.

Todos esos factores influyen en el factor de planta o rendimiento anual.

En el caso de Reventazón, los 1.016 GW están por debajo de la expectativa de 1.517 GW anuales (58% de factor planta) que el ICE indicó en el estudio de impacto ambiental correspondiente al proyecto que remitió a la Secretaría Técnica Ambiental Nacional (Setena) en el 2009.

También difiere con sus propias cifras en dos versiones del Plan de Expansión en Generación del ICE (años 2012 y 2014) donde la entidad indicó que la hidroeléctrica generaría un promedio anual de 1.560 GW, equivalente a un factor de planta de 60%.

Este diario planteó una serie de consultas a la entidad.

En una respuesta escrita enviada la semana anterior, Javier Orozco, director de Planificación y Desarrollo Eléctrico del ICE, atribuyó las diferencias a las variaciones en el caudal disponible para generación y prevé que esa será la constante.

En el mismo periodo que va agosto de 2016 a julio de 2017, estadísticas del Cence muestran que la hidroeléctrica Angostura (inaugurada en el año 2000) aportó 640 GW de electricidad gracias a sus 172 megavatios de capacidad instalada.

Con esos resultados, la planta que comparte la cuenca hidrográfica con Reventazón (está ubicada al este de la ciudad de Turrialba), tuvo un aprovechamiento anual o factor de planta de 45%.

Críticas

La justificación del ICE, sin embargo, no satisface a representantes de la Cámara de Industrias, que se han convertido en críticos de los proyectos del ICE debido al impacto en la tarifas.

Carlos Montenegro, subdirector ejecutivo de la Cámara, afirmó que Reventazón tuvo bajo rendimiento en su primer año. "Es un proyecto que resultó mucho más caro de lo que originalmente se estimó y, a la fecha, demuestra que apenas se utiliza a 38% de su capacidad instalada. Ello implica que aporta electricidad sumamente cara al sistema".

Para el industrial, esto atenta contra el objetivo nacional que es reducir las tarifas eléctricas para así mejorar la capacidad de competencia del país como destino atractivo para inversiones extranjeras.

Primer año, poca cosecha
Primer año, poca cosecha

Filtraciones en estudio

Durante el primer año de funcionamiento, la hidroeléctrica registró filtraciones de agua en la estructura de la represa. El problema trascendió a inicios del 2017.

Carlos Obregón, presidente ejecutivo del ICE, confirmó la situación el 20 de abril en una comparecencia ante la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Públicos de la Asamblea Legislativa.

"Hay un estrato geológico a la entrada en el canal que va hacia el vertedero, que estamos trabajando para sellarlo", expresó Obregón al ser consultado sobre la posibilidad de daños por fugas.

Se intentó conocer si estas filtraciones podrían tener relación con el bajo rendimiento del primer año. Sin embargo, en una respuesta escrita enviada al diario, Javier Orozco, director de Planificación y Desarrollo Eléctrico del ICE, no contestó la consulta.

Sí confirmó que tienen en proceso un plan de trabajo para fijar cuándo se harían las reparaciones. Inicialmente, las obras están previstas para el próximo año. No precisó cuán grave es el corrimiento de agua ni si tiene estimaciones del costo.

Orozco, sin embargo, aseguró que el Instituto adoptó todas las medidas para prevenir más efectos en la pared de la represa de 120 metros de altura.

"Algunas de estas medidas en ejecución incluyen una investigación geológica detallada acompañada del criterio de expertos internacionales. Para ello, de forma preventiva y mientras se detalla la condición geológica existente, el nivel del embalse se mantiene en la cota de 260 metros sobre el nivel del mar" detalló Orozco en la respuesta de la semana anterior.

También reconoció que se han llevado a cabo labores de reforzamiento en los drenajes de la galería interna dentro de la represa donde chorrea el líquido.

"Otras acciones se encuentran en proceso de planificación y valoración, al tiempo que se mantiene de forma permanente el monitoreo instrumental y topográfico", señaló el funcionario.

Mario Mora, intendente de Energía de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), explicó que funcionarios del ICE le confirmaron las filtraciones durante una gira de inspección a la planta, en febrero.

Desde entonces, aseguró, ya se había ordenado un estudio técnico con un consultor independiente para determinar la gravedad del daño y una posible solución.

Mora afirmó que los funcionarios del ICE (a quienes no identificó) también ofrecieron compartir los hallazgos del estudio con la Aresep cuando estuviera listo el análisis pero, por ahora, siguen sin recibir dicho documento.

El próximo mes, como suele ser cada año, está previsto que el ICE presente a la Aresep una solicitud de ajuste ordinario en las tarifas de electricidad con el cual traslada a los recibos de luz de sus abonados el financiamiento anual de sus operaciones de suministro eléctrico, distribución, obras y el costo de sus inversiones.