Aviación Civil multó por $102.000 a compañía encargada de la terminal aérea

Por: Diego Bosque 22 junio, 2015

Liberia. La empresa Coriport, encargada de administrar el aeropuerto Daniel Oduber, en Liberia, Guanacaste, recibió $102.000 en multas por defectos en la infraestructura de la terminal aérea.

Los castigos económicos fueron impuestos durante el 2014 por el Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac).

Deficiencias del concreto con el que se construyó la calle de acceso, atrasos en la entrega de los planos finales de la obra y el funcionamiento tardío del incinerador de residuos sólidos, son las causas de los principales castigos.

El Cetac también llamó la atención del concesionario por la falta de rotulación, las condiciones de los cuartos de monitoreo, la ubicación de las máquinas para revisar equipaje de gran tamaño y los sitios donde se instalaron las cámaras de seguridad.

Además, en setiembre del año anterior, Aviación Civil advirtió de que la instalación eléctrica de las salas de abordaje y la acera que da a la pista de aterrizaje no debía estar en tubos de PVC. Lo correcto es que debía estar forrada en metal.

Coriport inició la operación de la terminal en el 2010 y finaliza contrato en el 2030.

En la actualidad, por el Daniel Oduber pasa el 17% de viajeros que ingresan por aire; esto es, 755.000 pasajeros en el 2014.

El aeropuerto internacional Daniel Oduber es el segundo en importancia para Costa Rica. Esta terminal duplicó el número de pasajeros y vuelos internacionales durante los últimos cinco años, el año anterior se registraron 755.000 viajeros, según datos del Instituto Costarricense de Turismo. | DIANA MÉNDEZ.
El aeropuerto internacional Daniel Oduber es el segundo en importancia para Costa Rica. Esta terminal duplicó el número de pasajeros y vuelos internacionales durante los últimos cinco años, el año anterior se registraron 755.000 viajeros, según datos del Instituto Costarricense de Turismo. | DIANA MÉNDEZ.

Correcciones. Francisco Cordero, gerente general de la empresa, reconoció los señalamientos, aunque no compartió las sanciones. Según él, en el caso de la tubería PVC, por citar un ejemplo, hay diferentes criterios de expertos.

Según el encargado, Coriport contrató a un consultor estadounidense que dio una opinión favorable al uso de ese material en las instalaciones eléctricas.

“Ellos concluyen que la tubería en PVC está bien, que no representa ningún problema”, aseguró el funcionario.

De acuerdo con el concesionario, las fallas relacionadas con la rotulación y el incinerador ya fueron solucionadas y trabajan en dotar al aeropuerto de un nuevo centro de monitoreo.

Por su parte, Mariana Guevara, gerenta del proyecto de concesión del aeropuerto Daniel Oduber, confirmó que las multas ya fueron canceladas.

Aguas residuales. Sobre la terminal aérea de Liberia, también pesa desde el 2013 una orden sanitaria por defectos en la planta de tratamiento de aguas residuales.

Coriport debe construir una arqueta (depósito) para recoger las aguas negras de los baños de los aviones y trasladarlos hasta la planta de tratamiento.

La Dirección General de Aviación Civil manifestó que recibieron dos diseños para remediar el asunto y cumplir con la orden sanitaria.

“El concesionario presentó una solución técnica original, y posteriormente solicitó a la administración tomar en cuenta una nueva”, dijo Guevara.

Por esta razón, agregó, le pidieron características, ventajas, costo estimado y otras condiciones de ambas propuestas para compararlas y elegir.

No fue posible obtener el costo de las mejoras y los plazos.

Esta misma semana, Aviación Civil abrió un concurso para el sistema de evacuación de aguas, así como para el estudio de mejoras en los pavimentos de la pista y calles de rodaje del Daniel Oduber.

Calificación regular. La gestión en esa terminal no consigue la aprobación de la Cámara de Turismo de Guanacaste (Caturgua).

Priscila Solano, presidenta de Caturgua, calificó la administración de regular, pues aún no operan 24 horas y sigue pendiente la terminal de carga.