Peones agrícolas y guardas de vigilancia son quienes más se incapacitan al año

Por: Óscar Rodríguez 28 junio

Cuatro de cada 10 accidentes laborales que ocurrieron el año pasado (un 42%) fueron golpes, cortes y caídas.

Así se detalla en la información estadística sobre la póliza obligatorio de riesgos del trabajo publicada por la Superintendencia General de Seguros (Sugese).

El año pasado se reportaron, según el Instituto Nacional de Seguros (INS), 122.275 accidentes laborales que fueron cubiertos por el seguro obligatorio.

Del total, 33.423 casos fueron en la categoría golpes o cortaduras. Mientras que 18.079 se atribuyeron a caídas durante la jornada de trabajo.

Los accidentes laborales de quienes trabajan como peones agrícolas generaron un total de 309.660 días de incapacidad el año pasado, según datos del INS. Los cortes y golpes fueron el percance más frecuente.
Los accidentes laborales de quienes trabajan como peones agrícolas generaron un total de 309.660 días de incapacidad el año pasado, según datos del INS. Los cortes y golpes fueron el percance más frecuente.

El tercer percance laboral más frecuente fue el sobresfuerzo. En dicha categoría se registraron 13.522 casos, es decir, un 11% del total de eventos reportados en el 2016.

El seguro de riesgos del trabajo es una póliza con la cual todo patrono, empresa o persona física debe asegurar a sus empleados contra accidentes. El precio se define con base en la siniestralidad de cada actividad económica y se cobra un porcentaje del costo de la planilla de cada empresa.

Radiografía de los accidentes laborales
Radiografía de los accidentes laborales

"Los golpes y sobresfuerzos son lesiones que pueden presentarse en cualquier actividad económica, lo que incide en su alta frecuencia", explicó Róger Arias, subjefe de la Dirección de Seguros Solidarios del INS.

Las estadísticas históricas muestran que los accidentes en los cuales hubo golpes y cortaduras disminuyeron en los últimos cinco años, pues en 2012 se registraron 48.280 casos, frente a los 33.423 del año pasado.

Los datos del INS muestran que la atención médica y el pago de incapacidad de los trabajadores accidentados ascendió, el año pasado, a ¢105.000 millones. Esto significó una reducción del 4% comparado con el 2015.

El año pasado se registraron 1,2 millones de trabajadores asegurados con la póliza obligatoria.

Actividades riesgosas.

Las estadísticas del seguro obligatorio detallan que quienes trabajan en ocupaciones no calificadas y en actividades comerciales sufrieron la mayoría de percances laborales del 2016.

En el primer grupo se reportaron 53.988 accidentes laborales y en el segundo 25.951 casos, según el INS.

Tomás Soley, superintendente General de Seguros, dijo que el riesgo de la actividad económica y la característica del empleo influye en la cantidad de siniestros registrados.

"A mayor riesgo de la actividad o de la ocupación, mayor será la probabilidad de accidente y por ende la siniestralidad, por otra lado, las medidas que tomen las empresas sobre salud ocupacional permiten compensar el riesgo implícito", aseguró Soley.

Los compromisos adquiridos por las inmobiliarias, tanto en los contratos como en la edificación de la obra, se deben revisar con mucho cuidado, ojalá con ayuda de profesionales, advirtieron el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos y la Cámara Costarricense de la Construcción.
Los compromisos adquiridos por las inmobiliarias, tanto en los contratos como en la edificación de la obra, se deben revisar con mucho cuidado, ojalá con ayuda de profesionales, advirtieron el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos y la Cámara Costarricense de la Construcción.
Más incapacitados.

Los datos del INS muestran que el empleo de peón agrícola reportó 309.660 días de incapacidad el año pasado; pese a que solo tuvo 98.258 personas aseguradas en el 2016.

Los servicios de vigilancia y los peones de construcción fueron las otras dos ocupaciones con más incapacidades generadas, con 297.379 y 208.692 días, respectivamente.

"Los días de incapacidad van en relación con la severidad de las lesiones y a las secuelas temporales o permanentes respecto al tipo de trabajo que desempeña el trabajador", explicó Arias.

Para reducir los riesgos laborales el INS implementó programas especiales de prevención, así como reducciones tarifarias a las empresas que consigan bajar los accidentes de un año a otro.