Economía

Estudio del ‘Vigesimosegundo Informe del Estado de la Nación’

Zonas francas demandan más insumos en el país que empresas locales

Actualizado el 17 de noviembre de 2016 a las 12:00 am

74% del producto de estas compañías tiene alguna relación con el resto

Principal aporte del régimen especial es que se abastece mucho en el país

Economía

Zonas francas demandan más insumos en el país que empresas locales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La producción de las empresas en zona franca y régimen de perfeccionamiento activo tiene más encadenamientos con firmas locales, que las del régimen definitivo (las que no tienen beneficios fiscales).

Así lo señala el Vigesimosegundo Informe Estado de la Nación en un estudio sobre encadenamientos que realizó con base en la matriz insumo-producto que calculó el Banco Central para el 2012.

FUENTE: INFORME ESTADO DE LA NACIÓN. (CARLOS FONSECA Y PATRICIA LEITÓN / LA NACIÓN)

“El 74% de la producción de las empresas que goza de incentivos fiscales tiene distintos niveles de encadenamiento con el resto de la economía, mientras que en los negocios que no cuentan con este tipo de beneficios, la proporción es de apenas un 60%”, afirma el documento.

Encadenamiento es la relación que tiene un productor con otros. Puede ser hacia adelante, cuando lo que se produce sirve de insumo para otros sectores, o hacia atrás, cuando se demandan insumos de otros para generar el bien o servicio.

En su informe de este año, el Estado de la Nación separa la producción en cuatro sectores, según el tipo de encadenamiento: clave, estratégico, impulsor e independiente.

La empresa Atemisa Precisión, una firma nacional que tiene encadenamientos con empresas en zona franca y que además, forma parte del cluster aeroespacial de Costa Rica. En la foto Kelly Duarte, Gerente General de la empresa. | CORTESÍA DE PROCOMER

Según los resultados, en general, 39% de la producción nacional tiene encadenamientos independientes; el 21%, estratégicos; el 18% es de tipo impulsor, y el 22% se considera clave. Por tipo de régimen, los resultados varían.

Si un sector está muy encadenado y crece, genera más oportunidades a otras personas en empleo e ingresos.

Pamela Jiménez, coordinadora del capítulo económico del Informe, hizo dos advertencias: que el régimen especial, si bien posee más encadenamientos, tiene menos del tipo “clave” respecto al régimen definitivo y, además, es una parte pequeña de la producción total (7,2%).

Jiménez explicó que esto está muy relacionado con el marco institucional que tiene este sector, el cual es muy eficiente.

Pedro Beirute, gerente general de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), consideró que ese fenómeno responde no solo a la institucionalidad, sino a la naturaleza del régimen de zona franca, pues muchas de estas empresas son partes de cadenas globales de valor y economías de escala optimizadas.

Para la política pública. Los resultados generan un debate sobre las implicaciones de los resultados para la política pública.

El documento señala: “Es importante que la política pública fomente los bienes y servicios nacionales, no solo para lograr mayores encadenamientos, sino también por su impacto en la generación de empleo”.

PUBLICIDAD

Jiménez explicó que esto significa que lo más importante es impulsar los sectores clave.

Para Roxana Morales, coordinadora del Observatorio de la Coyuntura Económica y Social de la Universidad Nacional, se deben fomentar los encadenamientos de base local y también regional, para que la producción también se desarrolle en otras áreas de Costa Rica.

“Son necesarios esos encadenamientos a nivel regional, tratar de que la producción se desarrolle en otras zonas del país y no solo en la Gran Área Metropolitana”, consideró Morales.

Por su parte, Alberto Trejos, economista y exministro de Comercio Exterior, celebró que el régimen especial sea el que esté más encadenado.

“Parece ser el sector en que hicimos esta cosa mejor y la moraleja debería ser, no cómo hacemos para cambiar ese sector para que se parezca a los otros, sino cómo hacemos para cambiar los otros para que se parezcan a este”, comentó el exministro.

Trejos explicó que el paso que sigue es ver el potencial de encadenamiento de cada sector, porque aunque se quisiera ver un encadenamiento de 100% en algunas actividades, dicho potencial no es tan grande.

También subrayó que hay que preguntarse cuál es la unidad geográfica relevante. Un encadenamiento puede ser cantonal o provincial, pero a Costa Rica, por su tamaño, le resulta más interesante ser un proveedor exitoso de un pequeño segmento de la actividad, proveyendo al resto de la actividad en una unidad geográficamente más grande.

  • Comparta este artículo
Economía

Zonas francas demandan más insumos en el país que empresas locales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Patricia Leitón

pleiton@nacion.com

Periodista de Economía

Redactora en la sección de Economía. Economista y periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio “Redactor del año” de La Nación (2001) y Premio Academia de Centroamérica del Periodismo Profesional en el Área Económica" (2004).

Ver comentarios
Regresar a la nota