Economía

Crónica de los mercados

Uber se pasea por la banca

Actualizado el 27 de febrero de 2016 a las 12:59 am

Economía

Uber se pasea por la banca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La llegada de Uber a Costa Rica evidencia la fragilidad de los modelos de negocio tradicionales frente al empuje de la tecnología, la innovación y el espíritu emprendedor. Pero la presión de estas tres fuerzas está lejos de ser una preocupación exclusiva de los “taxis rojos”: lo es para diversidad de industrias y los bancos no son la excepción.

En Estados Unidos, por ejemplo, el papel de los bancos de canalizar dinero desde quienes lo tienen en exceso hacia quienes son deficitarios, compite ahora con esquemas de crédito entre pares ( peer to peer lending, en inglés), sobre todo operaciones por montos pequeños y a plazos cortos. ¿De qué se trata? Son comunidades donde ciertas personas (también fondos de capital privado) están dispuestas a dar préstamos en forma directa a sujetos con necesidades de efectivo que por distintas razones no pueden acceder a la banca convencional. Puede tratarse de deudores más riesgosos, o bien, buenos pagadores pero con escaso historial de crédito.

En esta ecuación, Internet es fundamental para poner en contacto a oferentes y demandantes de recursos, sin necesidad de crear una red de sucursales por todo el país. Trámites como el análisis del deudor y la formalización ocurren en línea, lo que permite reducir costos y competir con mejores tasas de interés, o con productos a la medida.

Sitios como Prosper y Lending Club , usan esta figura en el ramo del crédito personal; también la utilizan SoFi y Earnest , empresas emergentes en refinanciamiento de préstamos para la educación, que tienen capital y tecnología.

Y hablando de desintermediación, ¿ha escuchado sobre el crowdfunding o micromecenazgo? Sitios como Kickstarter e Indiegogo permiten recaudar fondos para financiar desde una causa benéfica hasta proyectos empresariales; en Costa Rica ya se han utilizado para inyectar dinero a producciones cinematográficas o recoger capital inicial para pequeños negocios.

Internet y todos sus usos sociales ahora son un factor determinante de la revolución que envuelve a industrias y servicios por todo el mundo. El ejemplo más inmediato es Uber y su sagaz incursión en el transporte; pero existen decenas de casos: los hoteleros miran de reojo a Airbnb; la telefonía pagada ve cómo parte de su ingreso se desvanece en aplicaciones como WhatsApp y las agencias de viajes tratan de mantener un propuesta de valor frente a tripadvisor.com.

PUBLICIDAD

Luces amarillas se encienden sobre los costos de intermediación financiera, las comisiones y los procesos de selección de riesgo.

  • Comparta este artículo
Economía

Uber se pasea por la banca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Esteban Ramírez C.

eramirez@nacion.com

Editor de Economía

Editor de Economía. Egresado de la Licenciatura en Periodismo de la UCR. Máster en Gerencia de Proyectos con énfasis en Proyectos de Negocios del Instituto Tecnológico de Costa Rica. 

Ver comentarios
Regresar a la nota