Decisión sobre uso de propiedad estatal será técnica, dice Gerenta de Instituto

Por: Óscar Rodríguez 8 septiembre

Coopelesca encaró al Instituto de Desarrollo Rural (Inder) por argumentar que no renovará el contrato de alquiler de tierras indispensables para la producción de electricidad de la planta Hidroeléctrica Aguas Zarcas.

En un comunicado a sus asociados, la Cooperativa de Electrificación Rural de San Carlos (Coopelesca) notificó que será la "próxima administración del Inder" la que decida sobre el arrendamiento de 13 hectáreas de un proyecto el cual calificaron de interés nacional.

"Hemos leído y escuchado a la Gerente de Inder afirmar que no renovará el contrato, así como también hemos escuchado a políticos de este gobierno solicitar al Instituto que no se renueve el mismo; lo cierto es que el contrato de arrendamiento vence en setiembre 2018 y aún no hemos recibido ninguna notificación oficial", afirmó Omar Miranda, gerente general de la empresa.

Coopelesca adquirió, en octubre del 2014, la planta Aguas Zarcas a Holcim en $35,3 millones. El BCR financió $32,7 millones a un plazo de 20 años.
Coopelesca adquirió, en octubre del 2014, la planta Aguas Zarcas a Holcim en $35,3 millones. El BCR financió $32,7 millones a un plazo de 20 años.

Empero, descartó tras consulta de este diario, que haya un cálculo político en la información remitida a sus abonados.

Por su parte, Diana Murillo, gerenta general del Instituto confirmó, este 6 de setiembre, que el arrendamiento de una franja de terreno, por donde pasa un canal que lleva agua al embalse de la hidroeléctrica, no se prorrogará en setiembre del 2018, pues así lo establece el contrato entre Hidroeléctrica Aguas Zarcas S.A. e Inder firmado desde 1993.

Dicho terreno es vital para que la planta Aguas Zarcas continúe con la generación de electricidad y mantener la factibilidad financiera de un negocio por el cual la cooperativa pagó $35,3 millones a Holcim Costa Rica en octubre del 2014.

En el contrato de compraventa de la planta Aguas Zarcas, la cementera se comprometió con Coopelesca a recomprar la central hidroeléctrica si, antes del vencimiento del alquiler de los terrenos, este no se prorroga o se formaliza un nuevo convenio.

En Coopelesca, su gerente asegura que el proyecto adquirido beneficia a más de 85.000 abonados de la cooperativa con mejores precios.

La jerarca del Inder enfatizó que la entidad tomará su decisión, sobre el arrendamiento o venta de los terrenos, fundamentada en criterios técnicos y jurídicos.

Coopelesca solicitó, el pasado 25 de mayo, comprar el terreno hoy alquilado al Instituto por un monto anual de ¢13 millones.

Diana Murillo enfatizó que es la Junta Directiva de la Institución la que decidirá sobre si vende las tierras, tal como lo solicitó la Cooperativa.

"La decisión que tome la Junta será con base en argumentos técnicos y jurídicos y que nosotros (la Gerencia) haremos del conocimiento de la Directiva", aseguró la funcionaria.