Una de cada tres mamás realizan labores diferentes a las del hogar

En una década, madres con empleo en Costa Rica aumentaron en 54%

Censos: 147.500 mujeres con hijos se sumaron al trabajo entre 2000 y 2011

Aunque mayoría se dedica aún a oficios domésticos, la cifra decreció en 8%

Últimas noticias

En Costa Rica, el 33% de las madres están ocupadas; es decir, tienen algún empleo diferente a los oficios domésticos, mientras que en el año 2000 este porcentaje era de un 26%.

En el 2000 había 272.039 madres con esta característica y en el 2011 aumentó a 419.524, lo cual representa un aumento de un 54%.

Esto es, 147.485 nuevas mujeres, con al menos un hijo, se incorporaron.

Los datos se extrajeron de un análisis realizado por La Nación de variables de los censos del 2000 y 2011.

De acuerdo con el Censo, la población ocupada es aquella mayor de 12 años, que tiene un empleo remunerado, o que son ayudantes sin pago en un negocio familiar.

Según el análisis, a pesar de que más madres se incorporaron al mercado laboral, la mayoría (46%) todavía se dedica a oficios domésticos como actividad principal.

Sin embargo, esta cifra disminuyó un 8% entre los periodos analizados.

Marianela Delgado, de 52 años de edad y vecina de Guadalupe de Goicoechea, fue una de las mujeres que comenzó a trabajar durante este periodo.

“Antes solo hacía labores dentro del hogar, pero trabajar me abrió más puertas. Me encanta tener mis propios ingresos”, cuenta la madre, que actualmente se dedica a vender diferentes productos.

Pilar Ramos, coordinadora del Área de Censos y Encuestas del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), explica que la variación entre la cantidad de madres ocupadas se debe a varios factores.

“Hay aspectos culturales como un mayor nivel educativo, pero también un entorno económico que demanda que los hogares tengan más ingresos para posibilitar el consumo”, aclaró.

El economista Juan Diego Trejos, del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE), de la Universidad de Costa Rica, comentó que el mercado laboral ha cambiado en la última década.

“Ha habido un cambio por el lado de la demanda de trabajos urbanos relacionados con el área de servicios, que normalmente son ocupados por mujeres. Por el lado de la oferta, hay más mujeres que se han incorporado al mercado laboral por necesidad; por ejemplo, que el esposo se haya ido, o también para ajustar los ingresos del hogar”, manifestó Trejos.

Las madres. Entre las ocupadas, cuatro de cada 10 madres están casadas; o sea, salen a trabajar con el fin de complementar los ingresos del hogar.

“El ingreso de la mujer ya no es secundario, sino que está conformando de manera importante esa capacidad de consumo del hogar”, comentó Ramos, del INEC.

A las casadas les siguen las que viven en unión libre (19%) o solteras (22%).

Además, el 71% de las madres con empleo está en edad productiva y tienen entre 25 y 49 años. Por su parte, el 35% son jefas de hogar.

Ana Yancy Alvarado, vecina de Goicoechea, por ejemplo, se vio obligada a salir a trabajar para mantener a sus hijos.

“Soy artesana, y además, doy clases de manualidades; con eso he sacado a los hijos adelante”, dijo Alvarado.

Trabajo urbano. La Gran Área Metropolitana es la región del país que concentra a más mamás con empleo, ya que seis de cada 10 cumplen con dicha característica.

Por el contrario, el Pacífico Central (Puntarenas, Esparza, Montes de Oro, Aguirre, Parrita, Garabito, San Mateo y Orotina) es la zona en la que hay menor cantidad.

Por su parte, Montes de Oca es el cantón con el mayor porcentaje (46%) de ocupadas, en relación con el total de madres que habitan en dicha jurisdicción. En segundo y tercer lugares se encuentran Escazú y Santa Ana, ambos con 45%.

Estos cantones están entre los cinco primeros puestos en el índice de potenciación de género cantonal (IPGc), que evalúa las oportunidades entre hombres y mujeres de participación política, económica, poder de decisión y control de los recursos económicos. Esto, según el Atlas de desarrollo humano cantonal 2012 , elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Universidad de Costa Rica.

Lo anterior indica que en estos lugares la brecha de género es reducida, lo que facilita el empoderamiento de las mujeres.

Por otra parte, al observar los datos por distritos, Sánchez de Curridabat es en el que proporcionalmente hay más madres ocupadas en relación con el total de madres de la localidad. En este lugar, el porcentaje alcanza el 54%.

Cerca del hogar. A su vez, el 55% de la madres con algún empleo trabajan en el mismo cantón y el 12% lo hace en la misma vivienda.

Esto implica que el desplazamiento para ir a laborar es poco y trabajan cerca del hogar.

“Muchas mujeres buscan trabajos con jornadas parciales para tener tiempo para los hijos y las labores domésticas. Al no haber una red de cuido ampliada, esto dificulta que muchas mujeres puedan trabajar jornadas completas”, explicó Juan Diego Trejos.

Dificultades. La baja escolaridad y la segregación ocupacional, que se refiere a las brechas de género, son algunas de las dificultades que afrontan las mujeres y madres para conseguir empleo.

“Históricamente, las mujeres con mayor educación son las que trabajan.

”Los hombres tienen más posibilidad de conseguir empleo no calificado”, comentó Trejos.

“Las mujeres aún hallan las puertas cerradas en muchas ocupaciones por prejuicios”, agregó el economista Juan Diego Trejos.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: En una década, madres con empleo en Costa Rica aumentaron en 54%