Economía

Mecanismo toma en cuenta variación general de precios a setiembre de cada año

Baja en inflación distorsiona forma de cálculo en el impuesto a vehículos

Actualizado el 25 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Hacienda acepta que ley que creó el tributo en 1987 debe ser actualizada

Economía

Baja en inflación distorsiona forma de cálculo en el impuesto a vehículos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La caída en el nivel general de precios este año hizo que el impuesto sobre la propiedad de vehículos automotores perdiera progresividad y afectara con las tasas más altas a parte de los carros con menor valor o precio.

Este tributo, que se cobra en el derecho de circulación o marchamo, se aplica en tramos según el valor del carro. Es decir, existe la posibilidad de que a un mismo vehículo se le asignen diferentes tasas.

La Ley 7.088, de noviembre de 1987, estableció un monto mínimo y luego porcentajes que van desde el 1,2% hasta el 3,5% para los valores más altos, distribuidos en un total de siete partes, con el fin de que los carros más caros paguen más; es decir, que el impuesto sea progresivo.

Carros almacenados en el  puerto de  Caldera. Con la fórmula actual para el impuesto sobre la propiedad de vehículos,  automóviles de bajo precio    pagan los tramos con las tasas más altas del tributo. | ALBERT MARIN
ampliar
Carros almacenados en el puerto de Caldera. Con la fórmula actual para el impuesto sobre la propiedad de vehículos, automóviles de bajo precio pagan los tramos con las tasas más altas del tributo. | ALBERT MARIN

No obstante, actualmente la fórmula de cálculo hace que se distorsione la progresividad del tributo, pues, al tomar en cuenta la variación de la inflación y al ser esta relativamente baja o negativa, más una depreciación, genera que el tramo donde se cobra la tasa más alta del impuesto se aplique a autos de menor valor.

Distorsiones. Marietta Montero, directora de Valoraciones Administrativas y Tributarias de la Dirección General de Tributación, reconoció que, en la aplicación de este tributo, existen distorsiones importantes. Una de estas es que el decrecimiento de los precios produce que los tramos de cobro bajen y la gente tenga que pagar más.

Además, según la funcionaria, dejó la carga del impuesto solo a ciertos vehículos, los particulares y los de carga liviana, pues el resto (autobuses, taxis, motos y camiones) pagan montos bajos (¢8.000) o del todo no lo hacen.

Ricardo Fernández, presidente de la Asociación de Consumidores Libres de Costa Rica, confirmó que, por el momento, solo están indagando la forma o los criterios que Hacienda aplica para fijar el valor fiscal, que es al final en donde recaen los tramos del impuesto. Posteriormente, evaluarán qué acción legal podrían tomar, añadió Fernández.

El cálculo. Para los vehículos de menor valor, la fórmula que se aplica para actualizar el impuesto solo consiste en agregar el porcentaje interanual de inflación de setiembre pasado (-0,86%) al monto que definió en el 2014.

PUBLICIDAD

Esa operación da como resultado una disminución.

Luego, para los tramos, se utiliza una fórmula que toma en cuenta la inflación interanual, más una depreciación del 10% y cualquier afectación en la carga tributaria; es decir, cambios en los impuestos, que en este año es cero.

Para el cobro actual, significa que todos los valores del año pasado deben ser multiplicados por -10,86%. Al ser un porcentaje negativo, los montos que daban los tramos disminuyen.

Es así como un carro con un valor de ¢6 millones debía pagar el año anterior una porción con una tasa máxima de 2,5%, pero este año deberá asumir una parte con un 3%, según el cálculo.

  • Comparta este artículo
Economía

Baja en inflación distorsiona forma de cálculo en el impuesto a vehículos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota