Supervisor urgió al Ejecutivo a tomar medidas para salvaguardar estabilidad de sistema financiero

Por: Óscar Rodríguez 5 junio
Bancrédito deberá salir del negocio de la intermediación financiera antes del próximo 31 de diciembre, según lo acordó el Consejo de Gobierno el pasado 25 de mayo.
Bancrédito deberá salir del negocio de la intermediación financiera antes del próximo 31 de diciembre, según lo acordó el Consejo de Gobierno el pasado 25 de mayo.

La Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) alertó en dos ocasiones al presidente Luis Guillermo Solís Rivera sobre la posibilidad de intervenir Bancrédito debido a sus problemas de liquidez.

Así consta en dos actas del Consejo de Gobierno, cuyas copias tiene La Nación, en las cuales se citan sendos oficios de Sugef dirigidos al mandatario. En ambos, la entidad supervisora señala el problema de que se materialice una eventual cesación de pagos en el banco estatal.

Dichas comunicaciones fueron parte de la información analizada por el Consejo de Gobierno para decidir el cierre de la operación comercial del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito), el pasado 25 de mayo, según reconocieron por escrito en Casa Presidencial.

"Ante la posibilidad de una cesación de pagos, la Sugef tendría el deber de solicitar ante el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) la declaración de la intervención de Bancrédito, con las respectivas consecuencias que tal declaratoria acarrearía", se señala en el acta al referirse al oficio SGF-1035-2017, del pasado 3 de abril.

Esta primera comunicación quedó reseñada en el acta del Consejo de Gobierno, del pasado 17 de abril, la cual fue entregada por Casa Presidencial a solicitud de La Nación.

La Superintendencia urgió al Mandatario a tomar acciones inmediatas para atender la situación del Banco para garantizar la estabilidad, solvencia y eficiencia del funcionamiento del sistema financiero nacional.

La Sugef intervine las entidades financieras para salvaguardar los intereses de los ahorrantes y los inversionistas. Así como para mantener la estabilidad del sistema financiera, según la Ley Orgánica del Banco Central.

Reproducción acta de Consejo de Gobierno.
Reproducción acta de Consejo de Gobierno.

"La Sugef consideró conveniente y responsable remitir al señor Presidente de la República, en su condición de máximo representante del Consejo de Gobierno, quien a su vez ejerce las funciones de único accionista de los bancos comerciales del Estado, tales oficios, con la finalidad de que se adoptaran decisiones inmediatas y efectivas para mitigar los riesgos valorados", explicó Javier Cascante, superintendente General de Entidades Financieras.

Cascante omitió referirse sobre si el Banco aún puede ser intervenido, dado que aún está bajo la supervisión de Sugef.

Un mes después del primer oficio, la Superintendencia remitió otro documento al Presidente, se trata del informe SGF-1379-2017 del 16 de mayo anterior.

En dicho documento, Cascante reitera que se mantienen los problemas de liquidez de Bancrédito por la decisión de los inversionistas institucionales de no renovar los certificados de depósito a plazo.

Así se detalla en la certificación del Acta del Consejo de Gobierno, del pasado 25 de mayo, enviada a la Superintendencia, de la cual Presidencia entregó una copia a este diario.

Repercusión.

Casa Presidencial reconoció, por escrito, que los informes remitidos por la Sugef fueron parte de la información analizada por el Gobierno para acelerar la transformación de Bancrédito en banco de fomento y desarrollo.

También generaron la decisión de solicitar la renuncia de la Junta Directiva anterior del Banco, según las actas del Consejo de Gobierno.

Presidencia decidió, el pasado 25 de mayo, sacar al banco estatal de la actividad de intermediación financiera. Esto significa que la entidad dejará de captar recursos del público y de prestar dinero.

El Gobierno solicitó al Banco entregar, el próximo 16 de junio a más tardar, el plan de liquidación del negocio de banca comercial, el cual deberá estar finiquitado al 31 de diciembre próximo.

La Nación consultó a Sugef si aún existe el riesgo de intervención. "La entidad y su accionista han estado tomando medidas para gestionar los riesgos mencionados a las cuales la Superintendencia le brinda el seguimiento necesario de acuerdo a sus facultades legales", respondió el Superintendente.

Más razones.

Otra de las razones esgrimidas por el Consejo de Gobierno para tomar la decisión de separar a Bancrédito de las actividades de intermediación financiera, fueron los efectos de riesgo reputacional del Banco generados por "publicaciones periodísticas".

También Presidencia reconoció que mantener la banca comercial significaría para el Poder Ejecutivo cuadruplicar el patrimonio de la entidad, sin garantía de obtener una rentabilidad adecuada a futuro.

"Ante la pérdida de credibilidad en la institución y el limitado músculo comercial del Banco Crédito Agrícola de Cartago, mantener el área comercial requeriría un enorme esfuerzo por parte del Gobierno en materia presupuestaria", reconoció el Ejecutivo.

De acuerdo con datos tomados de los estados financieros de Bancrédito, al primer trimestre del 2017, este banco posee un patrimonio de ¢68.153 millones; por lo tanto, sería necesario aumentarlo hasta ¢272.612 millones, es decir, un aporte de capital de ¢204.459 millones por parte del Gobierno, según una estimación de La Nación.

Además, el Consejo señala decisiones erróneas de administraciones anteriores a la actual, que no lograron dar sostenibilidad a la institución.

El Ejecutivo también ordenó una investigación para determinar a los responsables de la situación actual que enfrenta Bancrédito.