Aura Martínez, presidenta de la Junta, informó sobre la salida este martes a empleados del Banco en comunicado interno

Por: Óscar Rodríguez 18 abril
Bancrédito deberá salir del negocio de la intermediación financiera antes del próximo 31 de diciembre, según lo acordó el Consejo de Gobierno el pasado 25 de mayo.
Bancrédito deberá salir del negocio de la intermediación financiera antes del próximo 31 de diciembre, según lo acordó el Consejo de Gobierno el pasado 25 de mayo.

San José

Los siete miembros de la Junta Directiva de Bancrédito presentaron la renuncia al cargo a partir de este martes 18 de abril.

"Por el compromiso que tenemos con el personal del Banco y para que este se mantenga con sus puertas abiertas, hemos decidido retirarnos a partir del 18 de abril, no sin antes agradecerles todo su apoyo para con esta junta", informó Aura Martínez Pérez, presidenta del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito), en un comunicado interno a los empleados de la entidad del cual tiene copia La Nación.

Martínez enfatizó que el trabajo de todos los directores se realizó bajo el principio de probidad y ética.

"Es importante mencionar que del Plan de Acción para la Sostenibilidad de Bancrédito 2017 aprobado, se han puesto en marcha algunas de las acciones estipuladas; sin embargo, hay acciones pendientes de ejecutar que ya están planificadas y cuentan con recursos para llevarse a cabo en el corto plazo", recalcó la hasta hoy presidenta del Banco.

Martínez agregó que el pasado 6 de abril la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) aprobó el plan de fortalecimiento de la entidad y dejan un banco con indicadores en normalidad y con utilidades en el primer trimestre.

Además de Martínez dejan el cargo Jean Jacques Oguilve, Clara Isabel Castro, Mario Eduardo Castillo, Hugo Garita, Julio Sánchez y María del Pilar Araya.

Con la dimisión de los directores corresponderá al Gobierno Central nombrar a los sucesores quienes deberán encarar los problemas financieros que arrastra el Banco desde el año pasado.

Cinco de los siete directores fueron nombrados por la administración de Luis Guillermo Solís.

La salida de los directivos ocurre luego de que el Gobierno Central emitiera una directriz en la cual ordenaba a las instituciones públicas a mantener sus inversiones en Bancrédito.

El mandato presidencial fue aún más claro para el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) y el Banco de Costa Rica (BCR) a los cuales se les obligó a mantener o elevar los recursos invertidos en la institución estatal.

Con el BNCR, Bancrédito firmó un convenio por el cual recibió por adelantado ¢2.000 millones los cuales ayudaron a la entidad a estabilizar sus finanzas para este año.

Bancrédito enfrenta un deterioro financiero, desde el año pasado, cuando tres créditos malos afectaron su resultado.

Al cierre del 2016, el banco tuvo una ganancia neta de ¢282 millones, lo cual significó una caída del 81% de sus utilidades comparadas con el 2015.

Etiquetado como: