Deportes

Lisbeth Vindas se dejó la fecha, pero no se confía

Lisbeth Vindas: “Si me descuido las chicas me dan palo”

Actualizado el 26 de enero de 2015 a las 12:00 am

Deportes

Lisbeth Vindas: “Si me descuido las chicas me dan palo”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Lisbeth Vindas inició con el pie derecho la defensa de su título en la categoría Open femenina. La jacobeña dio muestra de su calidad y experiencia en las costas del Caribe. | JEFFREY ZAMORA

A sus 33 años Lisbeth Vindas mandó ayer un claro mensaje a sus jóvenes adversarias: va por el título número 12.

En playa Cocles, durante la primera jornada del Circuito Nacional de Surf Kolbi, la oriunda de Jacó se impuso con autoridad, aunque tiene muy claro que no se puede descuidar ante las jovencitas, a las cuales casi dobla la edad, porque en el mar eso no cuenta.

“Si me descuido las chicas que vienen atrás me dan palo, ellas tienen un gran nivel y uno no se puede confiar”, sentenció Vindas tras concluir la denominada Copa Unit.

“Estoy muy contenta. Durante la competencia estuve tranquila y busqué las olas correctas para sumar los puntos necesarios”, dijo Lisbeth.

“En un momento Leilani (McGonable) se me fue arriba en el puntaje, cuando tomó una ola muy buena y eso me presionó un poco, pero seguí muy concentrada y al transcurrir el tiempo pude finalmente sumar lo necesario para dejarme el primer lugar”.

Por poco. Vindas logró una combinación de 10,23 para dejarse el primer puesto, seguida por Leilani McGonagle con 10,00. La tercera posición fue para Emily Gussoni con 6,73 y y la cuarta casilla fue de Jill Kepich con 5,73.

“Estos días no pude practicar mucho porque estaba entrenando la escuela de surfing , por lo que me enfoqué en la técnica y tuve mucha confianza en mí misma para lograr la victoria”.

Entre cada heat Lisbeth saca tiempo para “chinear” a su pequeño Yullian, quien descalzo corre por la arena de la playa e insiste cada vez que puede en meterse al mar de la mano de su madre o bien de su padre Diego Naranjo.

“Siempre trato de disfrutar con mi familia y no hay nada mejor que ellos lo puedan acompañar a uno, pues da más confianza y tranquilidad que estén cerca en estos eventos”, añadió.

“Antes de viajar trato de dejar todo listo, para entre los heats ver un poco cómo están las olas, pero igual velo por Yullian, él es una bendición para mí y me da motivación para seguir”.

Lisbeth sentenció que en las próximas semanas trabajará la parte física con su instructor Donald Vega y espera mejorar la parte nutricional este año.

  • Comparta este artículo
Deportes

Lisbeth Vindas: “Si me descuido las chicas me dan palo”

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota