Deportes

2013, un año manchado por casos de dopaje de alto perfil

Actualizado el 06 de agosto de 2013 a las 10:35 am

Casos como los de Alex Rodríguez, Asafa Powell, Tyson Gay y Lance Armstrong escandalizan el deporte.

Deportes

2013, un año manchado por casos de dopaje de alto perfil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alex Rodríguez, tercera base de los Yanquis, fue castigado ayer lunes con 211 partidos por estar vinculado con una clínica acusada de distribuir sustancias dopantes. / Archivo
ampliar
Alex Rodríguez, tercera base de los Yanquis, fue castigado ayer lunes con 211 partidos por estar vinculado con una clínica acusada de distribuir sustancias dopantes. / Archivo
Positivo de Alex Rodríguez en el béisbol estadounidense, escándalos de velocistas de atletismo (Asafa Powell y Tyson Gay), viejos expedientes en Francia (caso Lance Armstrong en el Tour) y Alemania (dopaje sistemático en la RFA): el deporte se vio manchado este año por casos de dopaje de alto perfil.

París

Esto ha empujando a los dirigentes a endurecer su discurso.

Las revelaciones florecieron por todo el planeta deportivo, aunque desde Estados Unidos, criticado usualmente por su falta de implicación en la lucha antidopaje, estallaron dos de los casos más relevantes.

El lunes, la estrella de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodríguez, y otros 12 jugadores de las Grandes Ligas (MLB) fueron suspendidos en el marco de una investigación sobre la clínica Biogenesis, el escándalo norteamericano más grande desde el caso Balco, fatal para Marion Jones y Tim Montgomery.

A inicios de enero, otro ídolo estadounidense cayó definitivamente de su pedestal. Tres meses después de ser despojado de sus siete victorias en el Tour de Francia ciclista, Lance Armstrong bajó sus brazos.

Otros ciclistas siguieron sus pasos, a imagen de su gran rival alemán Jan Ullrich, vencedor del Tour del 1997, o el velocista germano Erik Zabel, seis veces ganador de la camiseta verde de la regularidad de la Grande Boucle.

Los nombres de otros dos ciclistas de lujo aparecieron a fines de julio en esa lista negra: Marco Pantani y Laurent Jalabert, junto a otros 17 corredores que reconocieron haber tomado EPO en los Tours de 1998 y 1999, luego de unos documentos publicados por una comisión de investigación del Senado francés sobre la lucha contra el dopaje.

El ciclismo es el principal deporte señalado. Desde España las noticias sobre la Operación Puerto conmocionaron a la opinión pública, aunque todos criticaron el veredicto del caso.

La Fiscalía española apeló a la decisión de destruir más de 200 sacos de sangre del principal acusado, el doctor Eufemiano Fuentes, que permitiría identificar a los clientes del médico, quien había declarado durante el proceso que trabajó “con todo tipo de deportistas”, no sólo de ciclistas.

Pero la principal bomba cayó el 14 de julio, con el anuncio casi en simultáneo de los positivos de dos de los cuatro hombres más veloces de la tierra: el estadounidense Tyson Gay y el jamaicano Asafa Powell.

PUBLICIDAD

Otra gran limpieza se hizo en Turquía, con 31 atletas suspendidos por dos años, cuando Estambul lucha para ser elegida sede olímpica en 2020.

Rusia, organizadora del Mundial de atletismo de Moscú-2013, que comienza el sábado, también anunció unos cuarenta casos positivos que sumaron manchas al deporte este año.

Más inesperado, el tenis, conocido como mal estudiante de la lucha contra el dopaje, suspendió al serbio Victor Troicki por no presentarse a controles y al croata Marin Cilic por un control positivo.

Dentro de los otros deportes masivos, el fútbol esquivó el escándalo este año, así como el rugby, aunque el Senado francés lleva adelante investigaciones que podrían revelar trampas del pasado.

Por ese tema en Alemania están corriendo ríos de tinta, tras un informe universitario que reveló un plan de dopaje sistemático en la República Federal de Alemania durante los años setenta, con apoyo del gobierno, después de que durante años se señalara únicamente a la Alemania Oriental como utilizadora de mecanismos nefastos para lograr réditos políticos “usando” a los atletas.

Todas estas revelaciones, que caen años después de los hechos, revelan las dificultades de la lucha antidopaje.

En un informe publicado en mayo, una comisión dirigida por el expatrón de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), Dick Pound, recordó que apenas menos de 1% de los controles tenían resultados anormales, si se excluyen los productos prohibidos menores.

Por lo tanto, estos resultados se explican más bien por los problemas científicos para descubrir a los tramposos que por falta de voluntad.

El ucraniano Serguei Bubka, candidato a presidir el Comité Olímpico Internacional el mes próximo en la elección en Buenos Aires, pidió un endurecimiento del combate y, sobre todo, de las sanciones. Quiere que por los positivos se purgue entre dos y cuatro años de suspensión.

  • Comparta este artículo
Deportes

2013, un año manchado por casos de dopaje de alto perfil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota