Deportes

Una roja marcó la vida de Evaristo Coronado y Walter Quesada

Actualizado el 01 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Deportes

Una roja marcó la vida de Evaristo Coronado y Walter Quesada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La expulsión más famosa del fútbol nacional. (René Valenzuela, María Luisa Madrigal)

La cartulina roja que le mostró Wálter Quesada a Evaristo Coronado dejó una marca imborrable en ambos.

Evaristo dice que desde aquel 2 de febrero de 1994 crecieron las muestras de afecto de la afición, al punto de que todavía hay personas que se lo recuerdan en la calle.

Una situación comparable con lo que significó para él no ser convocado para el Mundial Italia 1990.

“Hoy en día todavía encuentro gente que me dice ‘viera cómo sufrí ese momento y cómo me dolió esa expulsión’ (...) Esas expresiones en lugar de recordarme dolor más bien son positivas porque demuestran el cariño de la afición hacia mí”, explicó Coronado.

Según Wálter Quesada, aquel pasaje le forjó carácter para labrar una carrera arbitral con más puntos altos que bajos.

Antes de la expulsión, Coronado se acercó a Quesada quien iba a atender a José Francisco Porras, de Belén. | CENTRO DE DOCUMENTACIÓN GN.
ampliar
Antes de la expulsión, Coronado se acercó a Quesada quien iba a atender a José Francisco Porras, de Belén. | CENTRO DE DOCUMENTACIÓN GN.

“En mi tercer partido, sacar mi primera tarjeta roja, a Evaristo Coronado y en el Ricardo Saprissa; eso me ayudó a tener confianza en mi trabajo. Es cierto, mi asistente me condujo al error, pero eso él lo apreció así y como central debía respaldar lo que mi compañero me señaló”, indicó.

Además, Quesada recuerda que en el presente la roja a Coronado sale a relucir especialmente cuando se da alguna polémica decisión sobre el césped.

“Esas marcas quedaron para toda la vida, especialmente cuando consideran que fallé. Es ahí donde me sacan a colación la expulsión de Evaristo”, reveló.

  • Comparta este artículo
Deportes

Una roja marcó la vida de Evaristo Coronado y Walter Quesada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota