Deportes

El descenso es mucho más que ‘solo’ ir a jugar a Segunda

Actualizado el 23 de abril de 2014 a las 11:59 pm

Dirigentes contaron que también se sufre en lo económico, social y emocional

Al bajar, equipos como Santacruceña, Ramonense y Orión se salieron del mapa

Deportes

El descenso es mucho más que ‘solo’ ir a jugar a Segunda

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El descenso es frustrante, doloroso, trágico. Seguramente ni entre rivales se desean estar peleando la permanencia en la Primera.

Es que algunos ni siquiera vuelven, como Santacruceña u Orión.

Por todo lado se pierde. En lo deportivo, en lo económico, en lo social, en lo emocional...

Dirigentes y exdirigentes de clubes que bajaron de categoría en los últimos diez años lo describieron ayer con todo tipo de calificativos, por supuesto, ninguno amable.

“Yo lo defino así: bienvenido al infierno. Irse a Segunda es algo pavoroso”, dijo el presidente de Santos, Rafael Arias, quien era dirigente de los guapileños cuando descendieron en la temporada 2007-2008.

“Al bajar, el ingreso mensual de Santos cayó 60%. Se fueron los patrocinadores y los derechos de televisión, pero los gastos siguieron iguales. La Caja sigue apretando y los jugadores quieren seguir ganando lo mismo”, expresó Arias.

Algo similar dijo el presidente de San Carlos, Ronald Solís.

“Es un golpe económico fuerte. Los ingresos nos bajaron cerca de un 70%. Al descender, las deudas se arrastran, no se van. Además, hay que conformar un equipo sin saber qué patrocinios y cuántos socios van a haber”, adujo el jerarca.

San Carlos bajó la temporada anterior y actualmente pelea en las semifinales del Clausura.

“También perdimos la proyección de jóvenes, que siempre en esta zona era buena”, dijo Solís.

Otro que ofreció su criterio fue el exgerente general de la UCR, Guillermo Bermúdez. Él estuvo cuando el equipo bajó en 2010-2011.

“Es uno de los golpes más duros que se puede recibir . Yo lo comparo al cierre de una empresa. La gente sabe que va a haber algunos desempleados y que el esfuerzo que se hizo por lograr las metas y objetivos no valieron de nada”, adujo.

Y aparte de la angustia de bajar, hay que agregarle que el torneo de Segunda es quizás hasta más duro.

“Mantener un equipo ahí es más difícil. Sin dinero hay que pensar en viajes a lugares como Guanacaste, Cartagena u Osa”, dijo el presidente carmelo Cruz Campos, quien ya era dirigente cuando el equipo cayó de escalón en 2008-2009.

  • Comparta este artículo
Deportes

El descenso es mucho más que ‘solo’ ir a jugar a Segunda

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota