Deportes

Zacate del Fello Meza despierta pasión en los aficionados del Cartaginés

Actualizado el 08 de mayo de 2016 a las 12:02 am

Hinchas brumosos ya compraron 3.100 m² de los 7.500 que tenía el área de juego del reducto de la Vieja Metrópoli

Cambio de césped hizo que cientos de blanquiazules se dejaran parte de lo que dicen es un tesoro para ellos

Deportes

Zacate del Fello Meza despierta pasión en los aficionados del Cartaginés

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Para muchas personas solo se trata de un simple trozo de zacate, pero para la afición de Cartaginés cada fragmento de la gramilla del estadio José Rafael Fello Meza es considerado como un tesoro que hace despertar sus pasiones.

El valor emocional de un terreno de juego que desde el 2001 y hasta el Torneo de Verano 2016 sirvió como escenario de alegrías y tristezas para los blanquiazules, hizo que los seguidores de los centenarios se abalanzaran en la última semana para comprar y resguardar un pedazo de la historia del club.

Lea también: Cartaginés estrenará gramilla el próximo torneo y ya vende fragmentos del césped actual

Poco importó que este césped que se utilizó por 15 años no estuviera en las mejores condiciones por el uso, o que sobre él no se celebraran cetros, ya que el sentimiento de los hinchas va más allá, según expresaron, y así se vio reflejado.

Los fanáticos ya adquirieron 3.100 metros cuadrados, de los 7.500 que medía el área de juego, lo que sorprendió y rebasó las expectativas de la directiva. Cada metro cuadrado se vendió a un precio de entre 2.000 y 3.000 colones.

Estos fervientes seguidores no dudaron en dedicar un lugar especial en sus casas para mostrar con orgullo lo que para ellos es casi una pieza de museo, digna de ser presumida ante todos.

Le puede interesar: Empresario cubrirá los costos de las remodelaciones que le realizarán al Fello Meza

No cabe duda de que cada fragmento de la antigua cancha del Fello será resguardado mejor que en el propio estadio y hasta heredado de generación en generación. Bastaba con ver el rostro de cada aficionado que llegó a retirar el zacate y hablar unos pocos minutos con ellos para sacar esta conclusión.

Ilusión, alegría descontrolada y orgullo. Todas estas emociones se palpaban durante el proceso para retirar su tesoro, mismo que incluía entrar a la cancha, tomar fotos, videos y luego cargar el césped con extremo cuidado.

Lea: Jeaustin Campos pide un portero, un central y dos delanteros para hacer competitivo a Cartaginés

Luego venía la mejor parte, según los propios hinchas.

Andrés Solano, seguidor acérrimo de los brumosos, reveló que compró 10 m² para colocarlos en su casa: el motivo, su amor extremo por los colores blanquiazules.

"La gramilla es historia y parte del club. Jugué en ligas menores, fui juntabolas, mi papá trabajó ahí y esto fue lo que me motivó. Aproveché que mi mamá hizo un arreglo en la casa y quedó el espacio en el patio, así que no dudé en ir a comprarlo. Ahora lo cuidaré como un tesoro", dijo Solano.

Mismo sentir de Steven Fernández, un brumoso de 19 años, que incluso arrancó una parte del zacate de su vivienda y creó un lugar especial para conservar el certificado de autenticidad que le entregaron junto con lo que adquirió. Además, le llevó un fragmento a su abuelito de 79 años.

"Lo compré por el recuerdo de la final del Verano 2013. Ahora tiene un lugar especial en la casa. Además, le di una gran sorpresa a mi abuelito, José Luis Molina", agregó Fernández.

La gramilla del Fello también sirvió como regalo y algunos tuvieron que suplicar un poco para tenerla en casa, pero al final, el esfuerzo valió la pena.

"Compré esto para darle un regalo sorpresa a mi papá. Él tiene 53 años y es cartago de toda la vida. Estoy segura de que se va a emocionar mucho porque es un pedacito del estadio en el que ha llorado y ha tenido muchas alegrías", indicó Karen Olsen.

"Presioné mucho a mi papá para comprar zacate y como es muy cartago logré que me complaciera. Es un tesoro tener una parte de la cancha del Fello", manifestó la aficionada Andrea Calderón.

La propia dirigencia reveló que la respuesta de su fanaticada los llenó de mucha alegría y asombro. Así lo reveló Adrián Jiménez, directivo de Cartaginés, quien es la persona que puso el dinero para los arreglos del estadio.

"Esta respuesta de la afición superó nuestras expectativas y más bien nos agarró tarde porque si la venta la hubiéramos programado antes creo que se vendía toda la gramilla. Se notaba que había un sentimiento especial por estar en el Fello y llevarse este recuerdo", enfatizó Jiménez.

El directivo agregó que aún quedan cerca de 450 metros cuadrados que se venderán entre el lunes y martes hasta agotar las existencias. El precio de estos fragmentos es de ¢3.000 y se pueden adquirir en el Fello Meza.

  • Comparta este artículo
Deportes

Zacate del Fello Meza despierta pasión en los aficionados del Cartaginés

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cristian Brenes

cristian.brenes@nacion.com

Periodista de Deportes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota