Deportes

Futbol italiano

Cabalceta sueña con emular a Tuma Martínez en el calcio

Actualizado el 04 de enero de 2013 a las 12:00 am

Defensor del Catania quiere “jugar muchos años” en Italia, como lo hizo Gilberto Martínez

Aunque juega con la reserva del Catania, ya realiza entrenamientos con el primer equipo

Deportes

Cabalceta sueña con emular a Tuma Martínez en el calcio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El defensor costarricense Érick Cabalceta (tercero, de izquierda a derecha) fue suplente en la Serie A el pasado 9 de diciembre con el Catania de Italia, junto al japonés Takayuki Morimoto (primero), el argentino Mario Palialunga (segundo) y el francés Souleymane Doukara. | ÉRICK CABALCETA PARA LN
ampliar
El defensor costarricense Érick Cabalceta (tercero, de izquierda a derecha) fue suplente en la Serie A el pasado 9 de diciembre con el Catania de Italia, junto al japonés Takayuki Morimoto (primero), el argentino Mario Palialunga (segundo) y el francés Souleymane Doukara. | ÉRICK CABALCETA PARA LN

El zaguero central costarricense, Érick Cabalceta Giacchero , apenas gatea en el futbol italiano, pero tiene metas altas y desea ser protagonista en su club, el Catania Calcio .

Sus primeros cinco meses en el equipo siciliano, que juega en una de las principales ligas del mundo, han sido de adaptación en el numeroso plantel de 34 figuras, al mando del técnico local Rolando Maran.

Las metas de Érick son afirmarse en el equipo, ser titular y alcanzar una larga trayectoria en Italia, como lo hizo su colega tico, Gilberto Tuma Martínez por diez años.

“Tengo gran entusiasmo de estar en la Serie A. Me gustaría jugar muchos años en Italia, como Gilberto Martínez. Me siento orgulloso de estar acá”, dijo Cabalceta.

“Una vez me topé a Gilberto, tras una práctica de la Sub-20 y fue motivante conocer de su experiencia en Italia. Tuma me aconsejó que le pusiera sacrificio y diera el máximo esfuerzo para aprovechar la oportunidad”, agregó a La Nación .

Por su corta edad e inexperiencia, Érick pertenece al equipo primavera, que participa en el certamen de reserva. Sin embargo, mantiene vínculo con el primer grupo.

Maran lo toma más en cuenta y lo turna en las prácticas: tres días con el grupo principal y los otros dos con la nómina del primavera.

Incluso, el pasado 9 de diciembre estuvo en el banco de suplentes en la victoria por 3-1, de visitante, que consiguió el Catania ante el colero Siena, debido a la lesión de varios jugadores del primer equipo.

“Mi primer sueño fue venir a Europa, el segundo estar en la banca y me falta uno más, que es jugar como titular en el Catania”, reseñó.

Vínculo. A Italia llegó el 28 de agosto y luego retornó al país para arreglar su situación legal. Una vez resuelto el trámite, suscribió un contrato de cuatro años con este club.

De inmediato recibió el apoyo del plantel, en especial de los defensas italianos Nicola Legrottaglie y Ciro Capuano, así como del atacante argentino Gonzalo Bergessio.

“La gente del equipo es muy sana y me ha tratado muy bien. Me he sentido muy cómodo y ellos son muy amables y serviciales. Me inculcan su experiencia para que cada día crezca más aquí”, comentó.

PUBLICIDAD

El tico recibió en diciembre la carta o cédula de identidad y el pasaporte italiano, que le permiten ser futbolista comunitario y jugar en cualquier parte de Europa.

Lo anterior porque posee la nacionalidad italiana por su bisabuelo Giuseppe Giacchero Giolitto y su abuelo Enrique Giacchero. Sus padres, Erick Cabalceta y Miriam Giacchero, son costarricenses.

Cabalceta viene de disfrutar de unas vacaciones en Costa Rica, del 19 de diciembre al 1.° de enero. Durante este período aprovechó y se casó con su novia, Laura Picado.

Desde ayer se reintegró a las prácticas de Catania (noveno lugar entre 20 equipos), donde espera consolidarse y tener su primer juego en la Serie A en este semestre.

  • Comparta este artículo
Deportes

Cabalceta sueña con emular a Tuma Martínez en el calcio

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota