Deportes

Apelar es posible, pero no alentador

Actualizado el 23 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Deportes

Apelar es posible, pero no alentador

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Richmond, Virginia, EE. UU. Aunque se vislumbra como la última gran esperanza en caso de que el veredicto de hoy sea muy severo, para el abogado de Minor Vargas la apelación es un recurso muy poco alentador.

Jeffrey Everhart, quien ha liderado desde el primer momento la defensa del costarricense, aclaró que un proceso de apelación no será otro juicio, pues se tendrá que volver a evaluar las mismas evidencias que ya existen y que llevaron al veredicto actual.

“La corte de apelación verá la misma evidencia que se presentó en el juicio, ahí determinarán si se ocultaron cosas, si faltó algo que debió estar o si más bien hubo algo que no debía estar, y luego decidirá si hay suficientes evidencias para determinar si hay un culpable”, explicó el defensor, para luego añadir con franqueza que es muy difícil ganar en una apelación.

El representante legal del tico añadió que lo respaldaría si Vargas decidiera tomar ese camino, pero no pudo confirmar si lo acompañará en ese último recorrido.

“Eso habrá que decidirlo cuando llegue el momento, por ahora solo puedo decir que lo apoyaré en su decisión”, aseveró.

Nada qué perder. Por su parte, el hijo de Vargas, Rolando, aseguró que el camino de la apelación desde luego se discutirá, pero eso irá de la mano con la sentencia.

“Si es un período severo está claro que lo valoraremos. Pero hay que tener presente que si es una pena baja, como esperamos que sea, la Fiscalía no tendrá esa oportunidad. Si el juez decide dejarlo libre ellos pueden salir refunfuñando todo lo que quieran, pero no van a poder hacer nada más”, afirmó.

El hijo del empresario añadió que si eso no funciona apelarían a otras salidas como la casa por cárcel o una eventual disminución de la pena, pero hasta ayer todo eso era nada más que hipotético.

  • Comparta este artículo
Deportes

Apelar es posible, pero no alentador

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota