Deportes

Mundial de Ciclismo 2013

Andrey Amador y Gregory Brenes lo intentaron, pero era duro

Actualizado el 30 de septiembre de 2013 a las 12:16 am

Andrey Amador fue de los últimos 18 en ser eliminados; solo acabaron 61 ciclistas

Gregory Brenes llegó a la tercera vuelta del circuito, pero el alto ritmo le cobró factura

Deportes

Andrey Amador y Gregory Brenes lo intentaron, pero era duro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Andrey Amador y Gregory Brenes hicieron todo lo que estaba al alcance de sus piernas dentro del Mundial de Ciclismo 2013.

Pero no fue suficiente para terminar la durísima prueba de ruta de 272 kilómetros, aunque sí para cumplir con una muy honrosa presentación ayer en Florencia, Italia.

Los ticos tuvieron que vérselas ante selecciones con hasta nueve ciclistas, y eso no es fácil. De hecho, en esta disciplina es prácticamente imposible competir de esa forma.

Aún así, resistieron mucho más tiempo y distancia que varios de esos arropados favoritos: como el campeón olímpico Bradley Wiggins y su compañero Mark Cavendish, el renombrado campeón del mundo en la edición de 2011.

La carrera consistió en dos partes: una de 106 kilómetros planos en terreno abierto, para luego pasar a un circuito de 16,6 kilómetros, en el cual había que dar diez vueltas.

De ese segundo tramo fue de donde salieron casi todos los abandonos y eliminaciones (por diferencias mayores a 12 minutos), pues es ahí donde los favoritos empiezan a tirar duro del pelotón.

De ambas variables, hubo 147 ejemplos. Solo 61 lograron acabar.

La lluvia fue una constante en Florencia y una de las más crudas condicionantes en la kilométrica lucha por el podio final.  | EFE
ampliar
La lluvia fue una constante en Florencia y una de las más crudas condicionantes en la kilométrica lucha por el podio final. | EFE

Salidas. Amador se retiró en la sexta vuelta, cuando no aguantó el “jalón” del lote perseguidor. Para ese entonces los líderes le sacaban menos de un minuto de diferencia.

“No sirve de nada si se llega de 50 a 15 minutos. No se gana nada”, dijo en la tarde a La Nación , justo después de señalar que no se sentía satisfecho con su desempeño.

Lo mismo posteó en su perfil de Facebook , unos minutos después de bajarse de la bicicleta.

Entre las razones que mencionó el ciclista del equipo Movistar están la falta de ritmo en carreras de fondo. La última que había hecho fue hace tres semanas.

Por su parte, Brenes se despidió al inicio de la tercera vuelta. Su desventaja era de casi siete minutos con respecto a la fuga.

Su caso es distinto al de Amador, pues aunque recientemente tuvo una buena actuación con su sexto lugar en el USA Pro Cycling Challenge en Colorado, no está acostumbrado al ritmo de estas carreras del primer orden mundial.

Se intentó contactar a Brenes, pero no fue posible. Tampoco comentó nada en redes sociales.

PUBLICIDAD

Otro elemento que complicó a los dos costarricenses, fue que tuvieron que agenciárselas por su propia cuenta contra el frío clima italiano, pues la Federación Costarricense de Ciclismo (Fecoci), no les envió la equipación adecuada. Terminaron utilizando los chalecos térmicos del equipo Movistar, al cual pertenece Amador.

“No teníamos casco y al final sin ropa para frío no podíamos ir, así que no me queda mas que utilizar la del equipo”, dijo el tico. Colaboraron Juan José Herrera y Wilberth Quesada.

  • Comparta este artículo
Deportes

Andrey Amador y Gregory Brenes lo intentaron, pero era duro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota