23 febrero, 2015

Toronto, Canadá

La cepa del virus del sarampión que infectó a 11 personas en Toronto, la mayor ciudad canadiense, es desconocida por los organismos médicos, según el director científico del Laboratorio Nacional de Microbiología de Canadá, Matthew Gilmour, informaron este lunes medios locales.

Ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni el Laboratorio Nacional de Microbiología, una de las instituciones de investigación más reputadas del mundo y donde se realizó la secuencia genética del virus, incluyen en sus bases de datos la variedad de sarampión encontrada en Toronto.

La OMS tiene una base de datos que contiene la descripción de más de 22.000 secuencias víricas del virus del sarampión que no contiene la variante que afecta a Toronto.

El doctor Gilmour declaró al diario The Globe and Mail que probablemente la nueva variante será descubierta en otros países.

Este brote de sarampión hizo que en Estados Unidos se programaran campañas masivas de vacunación. | AFP
Este brote de sarampión hizo que en Estados Unidos se programaran campañas masivas de vacunación. | AFP

Las autoridades médicas de Canadá expresaron su extrañeza por el brote de sarampión de Toronto porque no pudieron descubrir ni el foco de la infección ni relaciones entre los infectados.

Aún así, Gilmour señaló que el virus del sarampión de Toronto, que también ha afectado a personas en localidades cercanas, presenta similitudes con la versión del virus que está circulando por Europa.

Las autoridades médicas canadienses también determinaron que la versión del virus de Toronto es diferente a la que causó 10 infecciones en la vecina provincia de Quebec.

En ese caso, los afectados son los integrantes de dos familias, una de las cuales había visitado el parque temático Disneylandia de California (EE.UU.) , que es el punto de origen de un brote infeccioso en Estados Unidos.

Los análisis genéticos del virus del sarampión encontrado en Quebec señalan que es exactamente la misma cepa que el que se encontró en Disneylandia.