Consumir más de una taza al día baja la probabilidad de este ataque en un 24%

Por: Irene Rodríguez 11 marzo, 2011
 Según la investigación europea, la ingestión de una taza de café (de tamaño normal) cada día es valiosa para reducir el riesgo de derrame. | ARCHIVO.
Según la investigación europea, la ingestión de una taza de café (de tamaño normal) cada día es valiosa para reducir el riesgo de derrame. | ARCHIVO.

Una o dos tazas de café al día pueden tener un efecto “protector” contra derrames cerebrales en las mujeres.

Estas son las conclusiones de un estudio realizado con más de 34.000 mujeres por diez años en Europa.

La investigación fue liderada por Sussan Larsson, del Instituto Karolinska de Estocolmo, Suecia, y fue publicada esta semana en la revista Stroke: Journal of the American Heart Association.

El documento señala que consumir más de una taza de café al día reduce en un 24% el riesgo de un infarto cerebral. Las mujeres que toman tres tazas o más al día mantienen el mismo nivel de protección.

“Aún no están claras las razones por las cuales el café puede ayudar a aminorar la posibilidad de un derrame. Sin embargo, suponemos que esto se debe a que el café reduce la inflamación de los vasos sanguíneos del cráneo, y a que actúa como antioxidante y mejora la circulación”, dijo Larsson a La Nación vía correo electrónico.

El estudio. Para llegar a estas conclusiones, Larsson y su equipo reclutaron a 34.670 mujeres que no tenían ningún historial de enfermedades cardiovasculares o cáncer.

A todas se les hizo un cuestionario de alimentación y se les dio seguimiento durante diez años.

Durante el período de estudio, 1.680 de estas mujeres tuvieron un infarto cerebral o hemorragias. Cuando se analizó la cantidad de café que consumieron, se vio que quienes tomaban de una a tres tazas diarias tenían entre 22% y 25% menos probabilidades de un ataque cerebral en comparación con las que no tomaban esta bebida o la ingerían en menor cantidad.

“El café es de las bebidas más consumidas en el mundo, y hay muchas mujeres que no lo toman porque creen que va a dañar su salud, pero un consumo moderado no solo las va a proteger de un derrame, sino también de diabetes o cáncer en el hígado”, explicó Larsson.

El estudio recalca, sin embargo, que faltan más estudios para entender la relación entre café y salud cerebral. En el futuro, además, se evaluará el consumo de esta bebida en los hombres para determinar si hay un efecto “protector”.