Investigadores españoles crearon células embrionarias artificiales en ratones

 14 septiembre, 2013
 Foto de células madre pluripotentes inducidas o células iPS desarrolladas por el profesor Shinya Yamanaka en el 2006. | AP
Foto de células madre pluripotentes inducidas o células iPS desarrolladas por el profesor Shinya Yamanaka en el 2006. | AP

Un equipo de investigadores españoles ha abierto una nueva etapa en el desarrollo de las células madre pluripotentes inducidas (iPS) al haber logrado la hazaña de generar, por primera vez, estas células dentro de un ratón vivo.

Este tipo de célula madre, creada en el 2006 por Shinya Yamanaka (ganador del Premio Nobel de Medicina en el 2012 por este aporte), es capaz de producir la mayoría de los tejidos en el cuerpo.

Yamanaka tomó, en el 2006, células adultas de la piel y les introdujo cuatro genes que son característicos de los embriones. Con este proceso, las “reinició” hasta que se convirtieron en una especie de células madre embrionarias, las que llamó células madre iPS.

Desde entonces, el procedimiento se había realizado con células extraídas de la piel u otros tejidos, dentro de un laboratorio, pero esta semana trascendió que científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) de España habían logrado fabricar las células madre iPS dentro de ratones vivos.

El equipo de españoles, liderado por María Abad y Manuel Serrano, experimentó modificando genéticamente el interior de un ratón (en lugar de hacerlo con un cultivo de células), inyectándole un virus portador de un gen especial similar a los usados por Yamanaka.

Luego, el ratón ingirió un antibiótico ( Doxycycline ) diluido en agua por una semana, para activar el gen artificial.

Con este procedimiento ellos lograron, sorpresivamente, la reprogramación de las células en el ratón vivo.

La experiencia del equipo fue publicada esta semana en la revista científica Nature .

Sorpresa. Manuel Serrano, director del programa de Oncología Molecular del CNIO contó al diario español El País que la intención original del equipo no era producir estas células dentro de un ratón.

Ellos realizaban una investigación en la que necesitaban obtener células madre embrionarias y les surgió la duda de ¿qué pasaría si aplicaban el procedimiento directamente al ratón en lugar de un pedazo de tejido?

“Sinceramente, no confiábamos en que las células se fueran a reprogramar dentro del ratón. No creíamos que funcionara”, confesó Serrano, según El País .

Después de una semana de haber hecho la intervención, los científicos notaron el crecimiento de pequeños tumores, llamados teratoma, dentro del animal.

Estos tumores estaban hechos de diversos tejidos: óseo, cerebral, muscular y otros. Según los científicos, la presencia de los teratomas confirma la presencia de las células madre iPS, capaces de producir muchos tipos de tejidos diferentes.

Además, los investigadores del CNIO detectaron células madre en el torrente sanguíneo de los ratones tratados.

Interés. En la Medicina, el estudio de las células madre ha crecido en los últimos años por su importancia para la medicina regenerativa, ya que estos tejidos pueden regenerar cualquier tipo de cédula en una persona adulta.

Además, se ha explorado su potencial para curar enfermedades como el alzhéimer, diabetes y el párkinson.

En Costa Rica, se realizan ensayos clínicos únicamente con células madre adultas, que se encuentran como reservorios naturales en la médula ósea y células grasas de los adultos. No se realizan investigaciones con células madre de embriones.

No obstante, la tecnología iPS tiene la ventaja de que permite generar casi cualquier tipo de tejido, sin el problema ético de utilizar los embriones.