Archivo

Lanzamiento ayer en el Museo de los Niños

Dos globos volaron tan alto como el talento tico

Actualizado el 21 de abril de 2013 a las 12:00 am

Universitarios diseñaron dispositivo con aplicaciones aeroespaciales

Globos se elevaron a 30 kilómetros hasta alcanzar la estratosfera

Archivo

Dos globos volaron tan alto como el talento tico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Salieron rumbo a la estratosfera, a 30 kilómetros de altura desde la Tierra, enfundados en un traje de silicón, inflados con helio y cargados de dispositivos tecnológicos para medir algunas características de la atmósfera

Los dos globos aerostáticos que partieron ayer en la mañana hacia las alturas desde la explanada del Museo de los Niños marcaron la clausura del proyecto Daedalus, desarrollado desde el 2010 por la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (Acae) y la compañía Ad Astra Rocket .

El de ayer fue un experimento final para comparar dos tipos de dispositivos tecnológicos distintos diseñados para un mismo propósito: medir variables atmosféricas, como temperatura, presión, humedad y luz. Los globos sirvieron de “taxi” para transportar estos aparatos hasta la estratosfera.

El primero de ellos fue lanzado a las 10:25 a. m. y llevaba un sistema experimental desarrollado y ensamblado por Ad Astra Rocket a partir de dispositivos existentes en el mercado. Minutos después, a las 10:50 a. m., el segundo globo inició su viaje hacia la estratosfera con un “pasajero” de honor: el sistema de computación embebido de investigación a gran altura (Sceiga), dispositivo diseñado para medir las variables atmosféricas, pero además para transmitir la información recolectada en tiempo real a través de la red GSM.

Con sello tico. El prototipo del Sceiga fue creado en el 2010 por Yoel Wigoda, estudiante de la carrera de ingeniería electrónica del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR). Ayer, un equipo de estudiantes de esa institución y de la Universidad de Costa Rica construyeron y pusieron a funcionar el dispositivo en el segundo globo.

“Conforme el globo sube, el Sceiga va recolectando información sobre las variables atmosféricas. Además, se le adjuntó un GPS que envía un enlace a Google Maps de modo que podemos seguir su trayectoria a cada momento”, explicó Magaly Sandoval, estudiante de ingeniería mecatrónica del ITCR.

Toda esta información se transmitió en tiempo real por Twitter para que el público pudiera seguirla.

“Los científicos pueden usar este dispositivo para conocer qué pasa en el trayecto que sigue el globo, pero para nosotros es una excelente oportunidad de medir nuestras capacidades para diseñar tecnología que se pueda aplicar en proyectos aeroespaciales”, dijo Sandoval.

PUBLICIDAD

El director ejecutivo de Ad Astra, Ronald Chang, explicó que, con este lanzamiento, los muchachos se vieron motivados a diseñar y a probar su propio dispositivo para “competir” con uno que ya se vende en el mercado. “Ellos tienen el reto de lograr un equilibrio entre el peso del equipo, la batería y la cantidad de helio utilizado, por ejemplo”, agregó Chang.

Por su parte, el presidente de Acae, Carlos Alvarado, destacó que este proyecto es una forma de que los jóvenes costarricenses estudiantes de carreras tecnológicas vayan “creando músculo” en el desarrollo de tecnologías que puedan tener aplicaciones en el campo de la aeronáutica.

Luego, tras cerca de hora y media de viaje, al ingresar a la estratosfera, los globos estallaron por el efecto de la presión.

Según informó Alvarado, gracias a la información emitida por el Sceiga se pudo rastrear su ubicación final: los cerros de Aserrí.

“Cayó en un guindo muy profundo, y debimos suspender la búsqueda en horas de la tarde porque se estaba poniendo oscuro y era peligroso”, explicó Alvarado. El equipo reanudará las labores de recuperación hoy en la mañana.

  • Comparta este artículo
Archivo

Dos globos volaron tan alto como el talento tico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota