Archivo

Informe de Naciones Unidas sobre el 2012

Honduras lleva al Istmo a cima de violencia mundial

Actualizado el 11 de abril de 2014 a las 12:00 am

Ese país registró entonces 90,4 homicidios por cada 100.00 habitantes

Las pandillas son el principal problema para seguridad en la región, dice experto

Archivo

Honduras lleva al Istmo a cima de violencia mundial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Viena y Londres. EFE, AP y AFP. Con Honduras a la cabeza con 90,4 homicidios por cada 100.000 habitantes, América Central es la región del mundo donde más personas mueren víctimas de la violencia de los delincuentes.

El Istmo fue con “gran diferencia” la zona con mayor proporción de asesinatos en el planeta en el 2012, destacó ayer un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC , en inglés).

En conjunto, los siete países centroamericanos registran desde mediados del siglo XX de cinco a ocho veces más homicidios respecto a su población que Europa y Asia, dijo el director de Análisis de Políticas y Asuntos Públicos de la UNODC, Jean-Luc Lemahieu.

El panorama en dicha franja ístmica contrasta con la tendencia mundial registrada entre el 2010 y el 2012, lapso en el cual los asesinatos se redujeron.

De acuerdo con UNODC, 437.000 personas fueron asesinadas en el 2012 contra 468.000 en el 2010, primer año en que se realizó un estudio en todo el mundo.

En América Central y el sur del continente africano hubo un promedio de entre 26 y 30 homicidios por cada 100.000 habitantes, una cifra cuatro veces superior al promedio mundial. La mitad de las víctimas tenían menos de 30 años y el 80% eran hombres. En el 95% de los casos, los asesinatos los cometieron los varones.

Azote del crimen. Los países de América Central registran desde el 2007 un alza en la tasa de homicidios relacionado con la violencia del narcotráfico, aunque también por la presencia de pandillas, puntualizó el informe denominado Estudio global sobre el homicidio 2013.

“El incremento en los niveles de homicidio en Centroamérica en los últimos años es resultado principalmente de la violencia relacionada con el control de las rutas de tráfico de drogas, las batallas entre grupos criminales y el conflicto entre grupos del crimen organizado y el Estado”, describió esa agencia de la ONU.

Según Lemahieu, en el Istmo el principal problema “son las bandas” , grupos de jóvenes que matan para defender su identidad y pertenencia al grupo, por lo que las muertes “son arbitrarias” .

Este tipo de violencia es diferente a la del narcotráfico, que mata “cuando tiene competencia” , pero, en general, “prefiere operar sin muertes” , indicó el experto.

PUBLICIDAD

Frente a una media mundial de 6,2 asesinatos por 100.000 habitantes, Honduras es el país centroamericano con más homicidios, con 90,4 por ese índice, seguido de Belice (44,7) , El Salvador (41,2) , Guatemala (39,9) , Panamá (17,2) , Nicaragua (11,3) y Costa Rica (8,5) .

En América del Sur, mientras que Argentina, Uruguay o Chile son lugares seguros, Venezuela registró 53,7 asesinatos por 100.000 habitantes, con una proporción de unos 122 en Caracas.

La otra cara de la moneda. Con cifras de asesinatos cinco veces más bajas que la media mundial, las regiones menos violentas del mundo en el 2012 fueron el este de Asia y el sur y oeste de Europa.

Los países más seguros son, entre otros, Japón, Suiza, Singapur e Islandia, indicó el experto de la ONU, quien resaltó que “la pobreza y la desigualdad social están directamente relacionadas con el nivel de violencia”. Los homicidios vinculados a bandas y grupos de crimen organizado supusieron el 30% de las muertes violentas en América, comparado con un 1% en Asia, Europa y Oceanía.

En particular, la proporción de asesinatos entre hombres de 15 a 29 años en América Central y América del Sur es cuatro veces superior a la media global para ese grupo de edad, señaló el documento.

Las armas de fuego son las más usadas y causan cuatro de cada diez homicidios, mientras el 25% de las víctimas son asesinadas con cuchillos y objetos cortantes y un tercio muere por otros medios ( estrangulación o envenenamiento).

“Tenemos que comprender urgentemente por qué el crimen violento se ha convertido en una plaga en muchos países del mundo, que afecta en particular a los hombres jóvenes, pero también a las mujeres”, manifestó Lemahieu.

  • Comparta este artículo
Archivo

Honduras lleva al Istmo a cima de violencia mundial

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota