Tarea está prevista para comenzar este viernes a las 6 a. m. si el oleaje lo permite

Por: Diego Bosque 14 diciembre, 2017

Sacar los 6.000 litros (1.600 galones) de diésel y 15 litros de aceite hidráulico que contiene el buque de bandera panameña encallado a pocos metros de distancia de la playa Manzanillo, en Cahuita, Limón, tomará cerca de 18 horas. Esa playa está dentro del refugio de vida silvestre Gandoca-Manzanillo, en el Caribe.

El barco de bandera panameña encalló desde el 8 de diciembre en playa Manzanillo, Limón.
El barco de bandera panameña encalló desde el 8 de diciembre en playa Manzanillo, Limón.

La extracción, según Fernando Mora, viceministro de Ambiente, empezará este viernes a las 6 a. m. si disminuye el oleaje en la zona. Este jueves las condiciones del clima mejoraron pero no lo suficiente para comenzar la labor, agregó.

La nave Yicel, de 60 metros de largo, construida en 1961 (hace 56 años) y con 211 toneladas de peso bruto, encalló desde la tarde del viernes 8 de diciembre. Ese día, se dio una entrada de agua por una fisura en el casco lo cual inundó la sala de motores y provocó la falla de las bombas de extracción. Antes de un hundimiento, el capitán decidió conducir el barco hasta la playa.

Desde entonces el Gobierno ha coordinado con varias instituciones el trasiego del combustible para evitar un derrame. Sin embargo, no ha tenido éxito.

Las opciones son: bombear el combustible desde el barco hasta un camión cisterna o colocar el sistema de bombeo en la playa y lanzar mangueras hasta la embarcación para acarrear el material hacia un cisterna.

La dirección de este trabajo estará a cargo de Recope.

La agencia naviera Atlantic Shipping Company Ltd., a cargo de la embarcación, es la encargada de alquilar dos camiones cisterna para depositar el combustible que será extraído; ellos también son los responsables de definir qué destino se le dará al diésel y el aceite.

“El olor y el combustible que los vecinos de la zona dicen haber visto y olido en las costas proviene de la cubierta del barco, sin embargo, el personal en el lugar ha corroborado que no existe ninguna fuga en la embarcación”, expresó el Minae en un comunicado de prensa.

Este miércoles el Minae levantó un acta en la que certifican que no se ha vertido el combustible sobre el mar.

Infografía
Infografía

En este asunto está participando la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva), Bomberos, Comisión Nacional de Emergencias (CNE), el Ministerio de Ambiente y Energía, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y la Fuerza Pública.

Mora explicó que durante los trabajos de extracción la Fuerza Pública impedirá el paso de turistas o curiosos por la playa para evitar accidentes.

Las autoridades han manifestado que después de desalmacenar el material y remover el barco del área protegida decidirán si toman acciones legales contra la naviera.

De ser así, el caso se tramitaría ante el Tribunal Ambiental Administrativo.

El capitán de la nave es de nacionalidad panameña y los otros cuatro tripulantes, colombianos. Ellos viajaban de Panamá a Limón para cargar arena y llevarla de nuevo hacia su país de origen.

Etiquetado como: