Ángela Ávalos.   9 octubre, 2020
El Hospital San Juan de Dios está dedicado casi en su totalidad a la atención de pacientes con covid-19. Foto: Rafael Pacheco

La aparición de una paciente del área de cirugía contagiada con covid-19 activó la alarma en el Hospital San Juan de Dios, y permitió detectar a otros 15 enfermos internados en ese servicio infectados con el coronavirus.

Según informaron autoridades hospitalarias, se activaron protocolos y, de forma preventiva, se tomó la decisión de aislar pacientes de cirugía internados en salones no covid-19, al confirmar casos positivos con el virus SARS-CoV-2.

A 96 funcionarios que tuvieron contacto con estos casos también se les está realizando la prueba. Hasta ahora, dos han arrojado resultados positivos.

Guiselle Amador, coordinadora de la Unidad de Epidemiología del San Juan de Dios, explicó en un comunicado de prensa de la CCSS que se detectó un caso positivo de una usuaria internada.

A la paciente se le trasladó a un salón para enfermos con covid-19. Paralelamente, se le realizó la prueba a otras 46 usuarios del servicio, lo cual permitió detectar otros 15 casos positivos.

“Al realizar las pruebas, encontramos siete hombres y ocho mujeres positivas con el coronavirus SARS-CoV-2, que fueron trasladados a los salones covid-19. Además, en cuatro cubículos de aislamiento, dos de hombres y dos de mujeres, permanecen pacientes que resultaron negativos, a los cuales se les está dando seguimiento”, comentó Amador.

Como medida preventiva, agregó la funcionaria, no podrán ingresar pacientes nuevos a esos salones hasta que pasen 14 días (correspondientes al periodo de incubación de la enfermedad), o hasta que el último paciente egrese.

En julio, el Hospital San Juan tuvo que realizar una desinfección profunda a 15 quirófanos por un brote de covid-19 detectado el 15 de julio. Foto: Cortesía CCSS

Desde el pasado jueves, el centro médico está aplicando la prueba a 96 funcionarios que estuvieron en contacto con estos pacientes. Ya se tamizaron 75, de los cuales dos resultaron positivos asintomáticos.

Como lo dicta el protocolo, se limpiaron y desinfectaron los salones, y se prohibieron por tiempo indefinido los permisos especiales de cuido y acompañamiento a familiares de pacientes.

Ileana Balmaceda Arias, directora general del San Juan de Dios, explicó que las medidas de prevención, como el aislamiento de pacientes, desinfección de las áreas, la toma de muestra a todos los funcionarios y la prohibición del ingreso de personas externas al hospital se hace para la seguridad de los pacientes y del personal.

El San Juan de Dios figuran entre los hospitales nacionales, junto con el México y Calderón, que más presión ha tenido durante la pandemia.

Este no es el primer brote de covid-19 que debe atender dicho centro médico. En julio, dos pacientes que recibían terapia en el servicio de Hemodiálisis fallecieron tras resultar positivos con covid-19.

A inicios de julio, una mujer embarazada ocultó a los médicos su cercanía con una persona enferma y contagió a varios trabajadores del servicio de Ginecoobstetricia del hospital.