Por: José Pablo Alfaro Rojas, Fiorella Masís.   22 agosto

Erick Lonis aseguró este miércoles que nunca trató de favorecer o perjudicar a Jeaustin Campos en la Fedefútbol, pero admite que se equivocó en los audios de WhatsApp enviados a su exconcuño y se dice consciente de haber afectado a la Fedefútbol y a la Comisión Técnica.

Aunque en un principio Lonis dijo que no sabía si iba a renunciar, horas después confirmó a La Nación que se hacía a un lado.

Erick Lonis durante la conferencia de prensa que ofreció este miércoles en el Grand Casino del hotel Sheraton. Fotografía José Cordero

Sus explicaciones sobre este caso se dieron por un conflicto familiar con Campos que se hizo público esta semana y que terminó por involucrar temas deportivos. Esto debido a que en uno de varios audios de WhatsApp que Lonis envía a Campos, se deja entrever una aparente intención del exportero de ayudar a su excompañero para asumir un puesto en la Federación.

En el mensaje de voz, Lonis dice que intentó mejorar el ambiente que rodea a Campos, dados los antedecentes negativos del técnico en sus relaciones con Saprissa, Cartaginés y Pérez Zeledón. Evidentemente enojado, Lonis cuestiona la capacidad de Campos como entrenador y apunta a que lo trató de ayudar “por su familia”.

“Yo tratando de alivianar la vara para poderlo meter a usted en la Federación, a pesar de que sé que de dónde salís lo hacés dejando un m... (usa una palabra grotesca que podría ser leída como dejando un caos). Pero no lo hago por vos, lo hago por tu familia”, se escucha en uno de los audios Lonis.

Lonis finalmente se refirió a esas palabras, al tiempo que informó que él no divulgó los audios.

“Nunca hemos hablado de Jeaustin en la comisión, no hemos hablado del director deportivo. Yo creo que en este tema él debería calmarse y debería ser consciente de que no le está haciendo un bien a nadie, ni a él mismo; le está haciendo un daño a los que queremos el fútbol. Todo eso ha sido un problema para mí, la gente sabe como soy yo”, afirmó este miércoles en una extensa conferencia de prensa donde dio su versión.

El exguardameta contó que días después de su nombramiento en la Comisión Técnica recibió una llamada de Jeaustin Campos pidiéndole reunirse. Para entonces, ambos ya estaban distanciados debido a los conflictos familiares, pero el exarquero asegura haber aceptado verse con Campos porque iban a hablar de trabajo. En el encuentro, en un restaurante en La Sabana, Campos le pide ayuda para entrar en la Fedefútbol. “Yo lo escuché y al final le dije: ‘el problema no es su trabajo; el problema es su personalidad’”, comenta Lonis. Añadió que terminó instando a Campos a que mandara el currículo, como cualquier otro aspirante a un puesto, y que dejara que el trabajo hablara por él.

Ver más!

En los audios de WhatsApp, sin embargo, Lonis le dice a Campos que ha intentado ayudarlo “por la familia”, muy a pesar de que siempre deja un caos adonde va y de que solo le ha ido bien en Saprissa. Al exguardameta se le consultó si estaba arrepentido de las frases que expresó, según las cuales estaba ayudando a Campos por razones personales aún cuestionando su capacidad.

“Lo hice para que se sintiera mal, cuando uno está enojado, frustrado o ofendido... es como cuando tienen atrapado a alguien y en algún momento explota. Lo dije solo para que se sintiera mal, él es una persona capaz. Solamente para tratar de devolver el golpe, me arrepiento”, agregó.

Lonis lamentó una y otra vez que los problemas familiares se relacionaran con su trabajo y terminaran por afectar la imagen de la Federación.

“Es una pena que el error salpique a la Federación. Me he visto gratamente sorprendido de la forma en que esta Federación ha venido trabajando a pesar de la crisis que pasó con el tema de Eduardo Li. Deportivamente tienen muy buenas intenciones, el comité tomó una decisión que no cualquiera toma, que es darle apertura a la Comisión para que tome decisiones importantes, esta Comisión es de lujo y no porque esté yo. Soy la cara visible, siempre he tenido buena relación con medios y tal vez eso ha distorsionado un poco la imagen, aquí hay gente brillante, me da pena con ellos".

Lonis también quiso recordar sus años como futbolista para dejarlo como “prueba” de que nunca ha sido una persona agresiva ni mal intencionada, por lo que, desde su punto de vista, no debería ser juzgado por unos audios.

“En 16 años de carrera nunca me expulsaron por agredir un rival, nunca salí positivo en un examen de dopaje, nunca tuve que disculparme con un periodista porque lo ofendiera, ni ningún periodista puede decir que nunca quise darle una entrevista, como capitán de la selección nunca tuvimos un problema serio. Me he equivocado muchas veces, pero siempre con buenas intenciones, no con malas”.

“Siempre he estado en la opinión pública, sobre todo cuando jugaba y no tengo muchas cosas de qué arrepentirme, excepto que me hicieran un gol de media cancha”, dijo mientras dejó escapar una sonrisa.